El triunfo de lo banal

Javier J. Díaz. Los que hoy estén aburridos y busquen un plan, por ejemplo, cultural, deberían plantearse ver esta tarde las películas que va a emitir La Sexta. No es una cinta exitosa en cines, no está bien hecha, no tiene, por no tener, ni sentido, pero la saga Sharknado es posiblemente la mejor peor saga de la historia del cine, con diferencia. Sharknado y Sharknado 2 es claramente el peor telefilme de la historia más logrado Sin tramas culebronescas de asesinatos ocultos, sin homicidas psicópatas dementes vestido de personas serenas… No es necesario, su trama plantea otra cosa, hilarante, sin pretensiones ni intenciones más allá de entretener a base de banalidades que los científicos creen imposibles. El océano se convierte en un tornado de agua que cae contra una ciudad, con un detalle importante: dentro del ‘twister’ acuático van tiburones megadepredadores que caen como lluvia fresca sobre los habitantes. Sierras metálicas, héroes y víctimas inocentes que beben del cine catastrófico tipo Deep Blue Sea, Deep Impact o la matanza de Texas, pero fusionado con los peliculones de Antena 3. Su estreno en EEUU fue tan cantoso que provocó el mayor aluvión de tuits de toda la historia sobre una película. Hasta Mia Farrow (sí, la actriz de culto) se puso a comentarla. Sharknado pone en evidencia el triunfo de lo banal. Hoy se puede comprobar.

Etiquetas: ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

01

05 2015

La publicación de comentarios está cerrada.