Un juego de mujeres

Jennifer Munar. Seamos francos: hace ya tiempo que los hombres de Juego de Tronos han perdido todo su interés. Jaime es un aburrimiento desde que se volvió tierno como un osito de peluche, el novio de Khaleesi es poco más que una alegría para los ojos y Jon Snow es el personaje masculino más tedioso de la televisión. Solo las tramas de Tyrion tienen cierto atractivo. Esto se debe a que, episodio tras episodio, se confirma lo siguiente: la de Juego de Tronos es una partida liderada por mujeres.
No tengo ni la menor idea de quién acabará por dominar el trono de hierro (ni quiero planteármelo, la verdad, vaya dolor de cabeza), pero lo más lógico sería que terminara en manos de una mujer, ya que la mayor parte del peso dramático de la serie recae en sus personajes femeninos: Sansa es la que ha vuelto a su hogar dispuesta a recuperarlo, Khaleesi está en posesión de tres esbeltos dragones y un puñado de guerreros (¿alguien más se pregunta por qué narices no invade Desembarco del Rey de una vez?) y el pobre rey actual, el dulce e ingenuo Tommen, está manipulado hasta la médula por dos mujeres: su esposa y su madre. Ya lo dice Beyoncé: ¿Quién domina el mundo? Pues nosotras.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

28

05 2015

La publicación de comentarios está cerrada.