Yo no me bajo en la próxima

Urko Urbieta. De Rusia a Pekín en su primera ruta; de la misma capital china a Bombay en su segunda edición; el recorrido entre Hanoi y Bali, la tercera temporada del formato; y la ruta entre el valle del Rift (Kenia) y Sudáfrica en su cuarta y hasta ahora última temporada en Cuatro. Los amantes del mejor formato de supervivencia de la televisión estamos de enhorabuena porque Pekín Express ha vuelto tras varios años en barbecho. Su nuevo hogar es Antena 3, la cadena con menos suerte del mundo con los realitys. Por eso, ha mantenido sus principales atractivos: una ruta muy apetecible, entre Birmania, Malasia y Singapur. Y, además, para no cansar, como pasó con la eterna Aventura en África, la carrera se estructura en ocho etapas, divididas en tres tramos. De los concursantes, pieza clave del formato, destacan los gemelos de Badajoz, tan insoportables como divertidos; las voluptuosas amigas canarias; la pareja de ‘malos’ oficial, formada por Lorea, hija de Jose Mari Bakero, y su amigo Ángel; y, por supuesto, el dúo de desconocidos, un vasco y una gaditana, que ya me ha ganado del todo. En el lado negativo, el principio, demasiado precipitado, sin presentación alguna de los competidores, me dejó descolocado. Y Cristina Pedroche como presentadora: demasiado seria y sin conexión con los concursantes. Eso sí, el formato me tiene enganchado, por lo que no me bajo en la próxima parada. ¿Y ustedes?

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

29

05 2015

La publicación de comentarios está cerrada.