Ejemplo

Javier J. Díaz. Posiblemente la peor televisión pública de la historia del universo (con permiso de Canal 9), es decir, Telemadrid, realizará mañana una retransmisión sin precedentes en su política nefasta de la última década en cuanto a libertad de expresión se refiere. Por primera vez retransmitirá una de las fiestas más populares de España y de Europa: la marcha del Orgulla Gay en Madrid. El ente público, en un giro repentino e inesperado hacia la libertad e igualdad, ha decidido cubrir la fiesta y emitirla en directo en vez de poner una película de vaqueros o un debate sesgado desigual, como suelen ser sus tertulias. Parece que la llegada de una nueva presidenta a la Comunidad, la presión social y las elecciones de noviembre, que también cuentan, les han hecho acordarse de un colectivo al que han tenido cada vez más acorralado, denostado y obviado, y del que solo parecen acordarse cuando hay electoralismo de por medio. Es una iniciativa, aislada, pero muy ejemplar de una televisión pública, mirando a sus ciudadanos para darles voz dentro de sus contenidos de una forma plural y reflejando lo que vive el pueblo para el que existe. Buen ejemplo para seguir predicando con él.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

03

07 2015

La publicación de comentarios está cerrada.