Fútbol veraniego

Alfons Martí. En verano todo sufre una metamorfosis, incluida la televisión. Entre otros cambios, parece que el fútbol se convierte en un fantasma melancólico vagando sin pena ni gloria entre noticias anodinas. Porque, excepto el caso de la salida de Iker Casillas del Madrid, causante de una división entre la opinión madridista, poca o nula es la presencia del fútbol en la TV. Mientras en otras épocas del año el fútbol es un arma de información masiva, ahora se reduce a escasos partidos sin seguimiento, amistosos sin trascendencia ni espectadores enervados y además con resultados de escándalo, pues se enfrentan equipos modestísismos con clubes superpotentes. En invierno se encadenan competiciones y parece como si se debiera consumir grandes cantidades de fútbol como un producto industrial de rápida desaparición y en grandes cantidades. Pero el verano es tiempo para el triste olvido de las presuntamente maravillosas tardes de gloria futbolística y las emociones y gritos pelados de grandes y pequeños. Olvido y fuga del estadio. Pero, estratégicamente, llegará de nuevo la fábrica fubolística a crear expectación y de golpe todos los canales emitirán partidos y cotilleos alrededor de la pelota para empezar de nuevo el bombardeo indiscriminado. Y la TV será fútbol, como el futbol será de nuevo TV. Fugaz y efímero.

Etiquetas: , ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

15

07 2015

La publicación de comentarios está cerrada.