Genealogía, híbridos y mutaciones

Telecinco es un canal integral, donde sus programas se mezclan unos con otros. Sálvame se alimenta de Gran Hermano, que a su vez manda a sus concursantes a Supervivientes o a Mujeres, Hombres y Viceversa. Y así van, toda una fauna de personajes saliendo y entrando por los diferentes platós de la cadena amiga, retroalimentando los programas, llenando horas, en un culebrón infinito sin guión aparente. El clan de los Jesulines, con Belén Esteban a la cabeza, se une al clan de La Jurado y La Pantoja. Todavía recordamos porque se sientan ahí en los sillones. Primero eran estrellas del toreo o la canción. Y podía entenderse su cierto interés. Luego llegaron sus novios, ex maridos. Hasta dar el salto a la segunda generación: Rociito, José David y esa niña sosona llamada Chabelita, que hace de las suyas mientras su madre está en la cárcel. Sin méritos artísticos ni académicos, ha sido precoz en la maternidad y en la búsqueda de un hueco en la televisión, que los vicios son muy caros. Tras salir de Supervivientes, tontea con un tal Christopher, ganador del concurso, que a su vez es hermano de un tal Rafa Mateo, que participó en Quien quiere casarse con mi hijo como supuesto millonario imberbe, aunque le llueven las denuncias. Mientras tanto, Andreíta cumple 16 años y aún no sabemos si se disputará con su madre el trono de la Princesa del Pueblo.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

25

07 2015

La publicación de comentarios está cerrada.