Humor en las escaleras

08

07 2015

Jennifer Munar. Hace unos días, haciendo zapping a la hora de comer, vi que echaban un episodio de Aquí no hay quien viva. Entre volver a ver la mítica serie de Antena 3 y contemplar como tres estilistas cambian la forma de vestir de alguna pobre alma, elegí la primera opción. Y, la verdad, he repetido en días posteriores.
Es tan fácil olvidar lo buena que es cierta serie como idealizar su calidad y llevarte un chasco al revisionarla. En mi caso, recordaba Aquí no hay quien viva como una serie correcta, divertida y con un lujo de personajes, pero para nada ese despiporre de humor. La serie es redonda en todos los sentidos, y a ello ayuda un reparto que, se palpa a través de la pantalla, disfruta con su trabajo. Los guiones son hilarantes, y cada uno de sus dardos envenenados hacia la sociedad, los estereotipos y la política, una verdadera delicia. Las comparaciones son odiosas, pero queda patente con apenas unos minutos de visionado que Aquí no hay quien viva es un producto muy superior a su sucesora, La que se avecina. Hay cosas que tienen su tiempo y su lugar, y el humor en las escaleras de una comunidad de vecinos ya alcanzó su cima.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.