«Maite zaitut»

02

07 2015

Urko Urbieta. Y ahora qué? Esa es la pregunta que me he hecho después de ver el capítulo final de Allí Abajo. Iñaki y Carmen se han dado el beso que todos estábamos esperando. Suponemos que el vasco se quedará en Sevilla por amor y que Don Benjumea se va al norte para… ¿conquistar a Maritxu? Está muy bien, pero no me explico cómo los guionistas podrán ofrecer 13 nuevos episodios, cuando la historia de amor se ha consumado y los chistes a costa de vascos y andaluces ya están sobadísimos. Cuando les hablé de la serie, allá por abril, señalaba que tenía serias dudas sobre si una premisa tan simple –el choque cultural entre un vasco y una andaluza condenados a entenderse– daría para mucho. Y así ha sido. Allí abajo ha tenido altibajos, pero ha sabido reinventarse, pasando poco a poco de vivir de los chistes a depender del cariño que cogemos a los personajes. Para mí, la serie es un ‘happy place’ total. Adoro a todos y cada uno de los personajes de la serie, incluso a los desaprovechados, como Trini, la directora de la clínica y némesis de Carmen, que pide a gritos más papel. El dúo formado por Bego y Maritxu, el trío de vecinas de Carmen, las enfermeras de la clínica o la cuadrilla de Iñaki. Todos son unos robaescenas profesionales. ¿Quién nos iba a decir que Allí Abajo se convertiría en una serie de personajes? A la espera de lo que nos ofrezca la nueva tanda de episodios: amor para todos.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.