Apantojados

07

08 2015

Ver los titulares de las noticias de las televisiones de este país es ver un reflejo de cosas que no cuadran y no funcionan. Y no solo de los informativos, sino de cualquier programa. El permiso de Isabel Pantoja para salir de la cárcel y su posterior ingreso en un hospital ha sido, de nuevo, un circo mediático, absurdo y lamentable. De nuevo muchos espacios televisivos se han volcado en la vida de una persona que está cumpliendo condena, en primer lugar, privándola de su derecho de gozar de permisos carcelarios en su propia intimidad; y en segundo, dándole bombo y platillo a una noticia que no lo merece: una presa tiene un permiso y durante este periodo va al hospital. En un mundo plagado de noticias importantes, con una sociedad dividida, desencantada y llena de problemas, los canales se centran exclusivamente en la vida de una tonadillera juzgada y condenada, venida a menos, en vez de centrarse en otras noticias más relevantes y de calado para el público generalista. No solo ya programas temáticos como Sálvame. Incluso los servicios informativos. La capacidad de algunas televisiones para desviar la atención es enorme, más bien gigante.

 

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.