Economía y bolsas

28

08 2015

Alfons Martí. Cuando uno sigue cualquier informativo, sea de canal privado o público, no es fácil obviar la presencia del mandamás global de turno, sea de la UE o de EEUU. Pero tras cada aparición estelar de la deprimente y desilusionante Angela Merkel llega el plato que todos debemos comernos sin rechistar, nos guste o no: las noticias vaporosas, sincopadas, aunque absolutamente misteriosas, de la economía, antes de rematarnos con la Bolsa. Esta última viene a demostrar que en nuestros tiempos de secularismo, aun creyendo superada la época de trascendencia y fe, nos logran convencer de creer en cosas que nadie puede ni logra, sospecho, comprender. Porque sería difícil hallar un solo telespectador, por culto y experto pitagórico en matemáticas que sea, capaz de dar cuenta de las entrañas metafísicas de la Bolsa y el Ibex, un tema sin embargo tan incomprensible como de obligada programación.
Si los enredos de los culebrones a seres de no excesivas luces como un servidor nos resultan difíciles sino imposibles de asimilar, la Bolsa y derivados ya es terreno exclusivo para iluminados. ¿Será por eso que dominan el mundo según las teorías conspirativas?

Etiquetas:

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.