Gracias, Lina

21

08 2015

Triunfó en el teatro y en la revista; el público la adoró en el cine y la televisión llegaría más tarde, en los 90, pero tampoco se le resistió. Lina Morgan fue una estrella de los pies a la cabeza, a pesar de su físico decían, aunque menudas piernas tenía la señora. Todavía recuerdo, y debía tener 13 años, cuando A3 estrenó la primera serie protagonizada por Lina Morgan, Compuesta y sin novio. Fue algo así como un acontecimiento, aunque la artista ya sabía lo que era arrasar en audiencia cuando TVE emitía sus espectáculos teatrales. La serie de 13 episodios intentó lograr algo que Lina Morgan no podía y su público ni lo exigía ni lo quería: su capacidad interpretativa, que era limitada no nos engañemos, su gracia natural y su humor no conectaron con los guiones. Aunque arrasó en su estreno, se consideró una pequeña decepción. Pero la Morgan decidió embarcarse en un proyecto más personal, con presencia de público y muy teatral. Hecho a su medida: Hostal Royal Manzanares. La audiencia fue apoteósica, con casi 9 millones de espectadores; críticas excelentes, aunque vista hoy da vergüenza ajena. Y un reparto tan loco como perfecto para sus papeles: Ana Obregón, Joaquín Kremel o Mónica Pont, entre otros. Sus proyectos posteriores, como Academia de baile Gloria o Una de dos, no tuvieron éxito alguno y la comediante se retiró discretamente, salvo alguna participación esporádica. Ahora, ya para el recuerdo, nos queda su mítico cruce de piernas o su respuesta cuando le preguntaban la edad: «Taitantos». Muchas gracias, Lina.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.