¿Nos dejamos contagiar?

Urko Urbieta. No esperaba gran cosa de Rabia, la nueva serie de Cuatro, pero el primer episodio me ha parecido decente, a pesar de que el guión no termina de acompañar al excelente reparto y a la serie le falta presupuesto. Y eso se nota desde la primera escena en la que un hombre de lo más ordinario mata a dos personas, entre ellas su pareja, sin venir a cuento, en una sala de cine. Uno de los puntos positivos de la serie, que en un principio debía ser estrenada en Telecinco, es su premisa, atractiva y novedosa en nuestra televisión: un grupo de personas afectadas por un peligroso virus se ven obligadas a vivir en la clandestinidad, evitar que la policía les capture y, sobre todo, sobrevivir a sí mismos, ya que si su organismo desarrolla esta enfermedad podrían convertirse en letales asesinos. Una esforzada Patricia Vico, Carles Francino, la inolvidable Concha Cuetos (protagonista de Farmacia de Guardia), Nuria González o Malena Alterio interpretan a algunos de estos ‘infectados’ o sus familiares, mientras que Adriana Ozores da vida a la policía encargada de atraparlos. Y con semejante reparto de caras conocidas, me extraña que Mediaset no haya tratado de dar más empaque al producto. La dirección de la serie, en especial las escenas de acción, parecen anticuadas, en comparación con El Príncipe o Mar de plástico. Aun con sus defectos, Rabia me ha ‘contagiado’ su virus y echaré un vistazo a su segundo capítulo.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

30

09 2015

La publicación de comentarios está cerrada.