Telebasura útil

Neus Aguiló. Ya son dieciséis las ediciones de Gran Hermano. Según la cadena, cada edición es especial y diferente. Y esta temporada, es la de los secretos. Concursantes que deben fingir ser madre e hijo y madre e hija de verdad que deben ocultar esa relación. Nunca he sido fan de este reality (ni de ningún otro) pero algo me ha hecho cambiar de opinión respecto a GH. Me encontraba el otro día esperando en la parada del bus y escuché la conversación que mantenían tres adolescentes: «Está guay la edición de este año», decía una chica de unos catorce años; «Qué dices, si es un asco, molaba más el pasado», añadía otro chico. La tercera amiga del grupo les increpó que «Gran Hermano hace que las personas sean menos inteligentes». A lo que la defensora del reality contestó: «¿Qué tiene de malo? Nos reímos un rato y por lo menos no estamos tirados en la calle». Estas palabras me hicieron pensar. Visto así, habrá que agradecer al programa de Mercedes Milá que conecte con tantos adolescentes y que no lleguen tarde a casa (aunque bien podría revisar sus contenidos). En fin, que la telebasura es una fuente de entretenimiento para millones de personas. Habrá que aceptarla y convivir con ella.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

22

09 2015

La publicación de comentarios está cerrada.