Archivo de octubre, 2015

Una colleja para Justin

Gemma Marchena. Algunos lo achacarán a las drogas o tal vez al jet lag, el caso es que Justine Biebber, Justino para los amigos, no ha estado muy fino en su visita a España. Ya por la mañana la lió cuando estaba en plena entrevista en Los 40 Principales y a los siete minutos abandonó el estudio vaya a usted a saber por qué. Por la noche fue el turno de El Hormiguero y tampoco parecía muy implicado. Bostezaba, parecía aburrido y con cara de guiri resacoso perdido en las callejuelas del centro de Palma. Justin Biebber estaba rodeado por centenares de adolescentes gritonas, y aunque entiendo que puede atontar un poco por el exceso de decibelios femeninos, no es de recibo poner cara de seta cuando llevan meses preparando tu visita. Ojo, que entre el público había cachorras del famoseo patrio como Andreíta Cómete el Pollo, su hermanastra Julia Janeiro y Cayetana Rivera, hija de Francisco y sobrina de Paquirrín. A Justin le pasa lo mismo que a Miley Cirus, que llevamos toda la vida viéndoles como unos críos y ahora se desquitan haciéndose los malos. A Miley le da por sacar la lengua medio desnuda y a Biebber, por poner cara de hastío. Son ventiún años los que tiene el chaval, vale, pero le hacen falta menos horas de avión y más collejas que aporten sentido común.

31

10 2015

Tomadura de pelo

Javier J. Díaz. Que en la televisión casi todo es mentira, ya lo tenemos muy comprobado. Pero que encima, nos tomen el pelo como si todos los telespectadores fuéramos ingenuos y tontos, es algo que todavía sorprende y molesta. El último caso, escandaloso y absurdo, se ha dado esta semana en Adán y Eva, ese reality en el que dos personas desnudas tienen una cita en una isla desierta, y en el que siempre aparece un tercero, o un cuarto, en función del día y de lo que los guionistas de Cuatro decidan, para rizar el rizo intentando hacer parejitas.  El pasado miércoles llevaron a Filipinas (donde se graba el programa) a una chica de Leganés para que eligiera su ‘príncipe’ entre dos galanes. Casualmente, uno de ellos (traído desde España para que la conquistara) no solo viva en su mismo barrio, sino que había estado con ella saliendo con anterioridad durante bastante tiempo. Es decir, eran novios. Pero en la isla, al verse, fingieron no conocerse, a pesar de vivir en Leganés y tener casi la misma edad. El programa vendió el contenido como ‘un gran secreto por descubrir’, haciendo gala de una gran honradez televisiva… una vez más. Lo más grave es que en el programa posterior, Pecadores, donde se analiza este espacio, apareció una redactora explicando cómo los concursantes de Leganés les habían engañado y nadie se había dado cuenta. Para creérselo… seguro.

Etiquetas: ,

30

10 2015

Adorable Kimmy Schmidt

Nacho Jiménez. Hacía muchísimo tiempo que no disfrutaba tanto con una comedia. Diría que desde el final de Friends en 2005 –Girls, aunque me fascine, no la considero una comedia–. Ni Modern Family, ni Big Bang, ni Cómo conocí a vuestra madre, ni Dos chicas sin blanca. Ninguna me enganchó. Estos días, gracias a Netflix [que es casi como un Dios para los seriéfilos], he descubierto una pequeña joya, Unbreakable Kimmy Schmidt, que vendría a ser algo así como ‘indestructible’ Kimmy Schmidt. Este es el nombre de la protagonista de esta serie, una sit-com de toda la vida, pero sin risas enlatadas y un estética y una manera de contar las tramas que engancha desde el minuto cero. La comedia gira en torno a Kimmy y su viaje interior, adaptándose a la vida en la ciudad de Nueva York después de su rescate de una secta apocalíptica en Indiana, donde estuvo retenida durante 15 años junto a otras mujeres en un búnker. Ahora quiere reiniciar su vida, pero con un handicap: le falta ponerse al día. Ni siquiera sabe lo que es un iPhone. Tiene que buscar casa, trabajo y amigos. La crítica la adora [estuvo nominada al Emmy], y el público también. Bienvenida, Kimmy.

29

10 2015

Un gran arsenal de trucos

Jennifer Munar. The Walking Dead es una de esas series que tiene la capacidad de no dejar escapar al espectador. Nadie sabe la de veces que he pensado: hasta aquí hemos llegado, no voy a ver ningún episodio más. Pero entonces alguien entra en peligro mortal. O empiezan a usar el blanco y negro para parecer modernillos. O, en definitiva, usan uno de los muchos trucos que tienen el arsenal para obligar a la gente a pegar sus posaderas en el sofá y no pestañear durante 40 minutos. El comienzo de esta temporada fue una de esas ocasiones. Tras no conectar con los primeros episodios decidí que me bajaba del tren de la invasión zombi. Y entonces se emitió el tercer capítulo. Para los más sensibles, –atenciónspoilers– a partir de aquí. En ese tercer capítulo, uno de los personajes más queridos por los seguidores de la serie parece morir. De la manera más estúpida posible, debería añadir. Esta supuesta muerte causó un gran revuelo en las redes sociales, aunque tratándose de The Walking Dead yo no lo daría todo por perdido. Como he dicho antes, tienen el mayor arsenal de trucos de la televisión, y es más que probable que este sea otro de ellos. Sea como fuere, tendré que ver el siguiente capítulo. ¡Ay!

28

10 2015

Reabrir heridas

Neus Aguiló. A Gonzo se le quedó la mirada más triste que de costumbre. Muchos nos entristecimos hace unos días con las entrevistas del reportero de El Intermedio a tres octogenarios que siguen buscando los restos de sus padres asesinados durante la Guerra Civil. Todo vino por las declaraciones del senador José Joaquín Peñarrubia, quien aseguró que «ya no hay más fosas que descubrir, salvo que se empeñen en buscar a Lorca en los cuatro puntos cardinales de España». Esas declaraciones de tan mal gusto y  de tan poca sensibilidad hirieron especialmente a personas que, como Hilda Farfante, Manuel López y Ascensión Mendieta, darían lo que fuera por localizar los restos de sus padres. Los tres testimonios fueron muy duros, pero resultó especialmente sobrecogedor el de Farfante, quien relató cómo fusilaron a su madre y después a su padre cuando ella tenía cinco años. Hilda acabó la entrevista recitando un poema de Marisa Peña («Mientras me quede voz/ hablaré de los muertos/tan quietos, tan callados,/ tan molestos»). Tras prestar atención a las palabras de los tres ancianos me quedé con el corazón en un puño y con una idea: abrir las fosas del franquismo no es reabrir heridas: no pueden reabrirse heridas que todavía no han sido cerradas.

27

10 2015

Netflix gratis

Emili Gené. La plataforma de vídeo bajo demanda más importante del mundo ya opera en España. Series y películas por Internet, accesibles desde apps en móvil, tableta, ordenador o smartTV. Nuevas sinergias donde confluyen la televisión convencional (este aparato de toda la vida que convierte una casa en hogar), la tecnología digital y la comunicación planetaria. Y todo al servicio de un usuario libre de horarios que ve lo que quiere donde y cuando quiere. Netflix arranca en España con la misma oferta que tan bien le ha funcionado en otros países: un mes gratis de prueba, a partir del cual se activa la suscripción mensual de 8, 9 o 10 euros según calidad de emisión o número de dispositivos simultáneos. Basta entrar en su página y registrarse, eso sí, proporcionando los datos de la tarjeta de crédito. Sin compromisos ni permanencia. Yo llevo unos días probando el servicio y me gusta el reproductor (audio y subtítulos en varios idiomas) pero el catálogo me parece todavía limitado. Por su parte, Vodafone promete seis meses de suscripción gratis a Netflix, pero para disfrutarlos hay que contratar su servicio Vodafone TV.

Etiquetas: ,

26

10 2015

Tocada y hundida

Urko Urbieta. Mala no, lo siguiente. Los guionistas de Mar de Plástico se empeñan en hacer cada episodio peor que el anterior. Si el primer capítulo fue flojo, los siguientes están demostrando las flaquezas de unos diálogos insulsos y unas interpretaciones tirando de flojas a pésimas.  Señores guionistas, no basta una premisa atractiva, el desarrollo de la historia es muy importante. Y queda claro que en esta serie se están haciendo las cosas mal. La investigación se está llevando a trompicones. Sí, es cierto que resulta algo mejor que en Bajo sospecha, el otro intento de Antena 3 de tener una serie sobre una investigación criminal, ya que sus creadores no se empeñan en dejar claro al espectador que todos los personajes esconden cosas. Pero los diálogos son tan obvios y explicativos, que parece que no confían en que el sufrido espectador entienda las cosas. Por no hablar del innecesario uso de los flashbacks; llegué a contar tres en el capítulo de hace dos semanas. Mención aparte para las interpretaciones. Rodolfo Sancho, un actor más bien limitado, pero que nunca ha estado mal, carga con un personaje tan tópico como insufrible, imposible de salvar. Y Jesús Castro, que interpreta al racista exnovio de la víctima, metido en una difícilmente creíble trama amorosa con una sinpapeles senegalesa, hunde todas y cada una de las escenas en las que participa. Lo interesante que hubiera sido esta serie protagonizada por la compañera de Sancho, la guardia civil gitana. Al menos hubiese sido refrescante.

25

10 2015

La importancia de la estética

Margalida Ramis. El físico no importa, o eso nos dicen, pero la estética y la imagen sí, y mucho. Las redes sociales están llenas de ‘guapos’ y ‘guapas’ y las poses repletas de filtros se han convertido en tendencia. Incluso la foto de perfil de whatsapp está más que estudiada. La frase de ‘la belleza está en el interior’ pierde peso cuando a uno no le gusta su propia imagen exterior, o cree que no es la adecuada de acuerdo con los cánones estéticos del momento.  La televisión no es ajena a este sentir general y, como es obvio, saca tajada de ello. Telecinco emite cada miércoles por la noche Cámbiame de noche, un formato poco original que hace años que hemos podido tanto en otras cadenas nacionales como internacionales. Pero lo que de verdad falla del producto es su presentadora, Marta Torné, que nunca ha sido de mi agrado como conductora de magazines. En cambio, los tres estilistas encargados de transformar a los concursantes son el gran atractivo del programa. Pelayo Díaz, Cristina Rodríguez y Natalia Ferviú son los profesionales encargados de convertir en realidad el sueño de muchos: un cambio radical de imagen al dictado de las últimas tendencias.

24

10 2015

Saturación

Javier J. Díaz. Es normal que las parillas se llenen de fórmulas que funcionan. El éxito de una llama normalmente a la réplica de otra, y así sucesivamente, hasta que todas las cadenas llenan sus programaciones de mismos formatos. Ha pasado siempre y seguirá pasando. Sucedió a finales de los noventa (por desgracia) con los realities. Sucedió con el boom de las series y ha sucedido con la guerra del fútbol o con los concursos musicales. Pero en los últimos años ha pasado con algo que nadie se esperaba, a pesar de que ya había gozado de éxito específico y concreto en épocas pasadas. Los realities de cocineros, que no programas de cocina, llenan las parrillas de varias televisiones públicas y privadas. Los tenemos para todos los gustos: MásterChef, Top Chef, Pesadilla en la cocina, sus versiones para niños…. Esto ha hecho que el género rice el rizo y lo importante ya no sea una receta de cocina, sino una competición rodeada de conflictos personales en vez de ingredientes. El caso es que algunos todavía aguantan el tirón que tuvieron en sus ediciones pasadas, pero en algún momento, que presentimos que está cerca, la audiencia le dará la espalda cansada de todo lo que no es cocinar, que cada vez es un porcentaje más alto en esos programas.
Está pasando con Top Chef, que lleva unas semanas perdiendo audiencia. ¿Será el principio del fin? ¿Volverá el espíritu de Con las manos en la masa?

23

10 2015

¡Habemus Netflix!

Jennifer Munar. Problemas del primer mundo: no tener contratado ningún canal de televisión de pago. Te has perdido el último episodio de Homeland y no puedes hablar con los compañeros de trabajo de la última locura cometida por Carrie. Tus amigas del instituto han decidido volver a ver Gossip Girl desde el principio y  no tienes forma (legal) de hacerlo en la Red. Los machotes del gimnasio no paran de hablar de lo buena que es la serie de Daredevil y tú aún no le has echado el guante. No temas, tus problemas han terminado. ¡Habemus Netflix! La plataforma online de mayor éxito en Estados Unidos ha aterrizado por fin en nuestro país, y aunque su oferta todavía es algo precaria, la humilde opinión de una servidora es que todo aquel que disfrute viendo series y películas debería abrirse una cuenta. Netflix España ofrece a precios casi irrisorios (ocho euros mensuales, siendo el primer mes gratuito) una amplia selección de series actuales y antiguos y un catálogo de películas tan largo que todavía no he tenido tiempo de explorar en su totalidad. La plataforma promete ir añadiendo nuevos contenidos muy pronto, así que la cosa solo puede ir a mejor. Únanse a la fiesta antes de que sea demasiado tarde.

22

10 2015