Saturación

23

10 2015

Javier J. Díaz. Es normal que las parillas se llenen de fórmulas que funcionan. El éxito de una llama normalmente a la réplica de otra, y así sucesivamente, hasta que todas las cadenas llenan sus programaciones de mismos formatos. Ha pasado siempre y seguirá pasando. Sucedió a finales de los noventa (por desgracia) con los realities. Sucedió con el boom de las series y ha sucedido con la guerra del fútbol o con los concursos musicales. Pero en los últimos años ha pasado con algo que nadie se esperaba, a pesar de que ya había gozado de éxito específico y concreto en épocas pasadas. Los realities de cocineros, que no programas de cocina, llenan las parrillas de varias televisiones públicas y privadas. Los tenemos para todos los gustos: MásterChef, Top Chef, Pesadilla en la cocina, sus versiones para niños…. Esto ha hecho que el género rice el rizo y lo importante ya no sea una receta de cocina, sino una competición rodeada de conflictos personales en vez de ingredientes. El caso es que algunos todavía aguantan el tirón que tuvieron en sus ediciones pasadas, pero en algún momento, que presentimos que está cerca, la audiencia le dará la espalda cansada de todo lo que no es cocinar, que cada vez es un porcentaje más alto en esos programas.
Está pasando con Top Chef, que lleva unas semanas perdiendo audiencia. ¿Será el principio del fin? ¿Volverá el espíritu de Con las manos en la masa?

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.