Un golpe sobre la mesa

Jennifer Munar. Ayer regresó a nuestros hogares Anatomía de Grey, y lo hizo, para que nos vamos a engañar, en mejor forma que nunca. Shonda Rhimes y Ellen Pompeo han dado un golpe sobre la mesa y han callado a todos aquellos que dudaban que la serie pudiera seguir emitiéndose tras el fallecimiento de uno de sus protagonistas, Derek Sheperd. Muchas han sido las discusiones al respecto desde el final de la anterior temporada, y el tema se caldeó lo suficiente como para que Ellen Pompeo acusara de machistas a todos aquellos que no creían que su personaje pudiera continuar protagonizando la serie sin un interés amoroso. Al final y al cabo, como bien dijo ella, la ficción se llama Anatomía de Grey, no Anatomía de Sheperd. Probablemente con las ganas de venganza recorriéndole las venas, Shonda Rhimes se está mostrando más feminista que nunca en esta duodécima temporada, alcanzando por fin una meta que seguro llevaba persiguiendo desde que se emitió el primer episodio, hace ya más de una década: que todos los puestos de poder de ese hospital estén ostentados por mujeres. Larga vida a Anatomía de Grey.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

15

10 2015

La publicación de comentarios está cerrada.