Una colleja para Justin

Gemma Marchena. Algunos lo achacarán a las drogas o tal vez al jet lag, el caso es que Justine Biebber, Justino para los amigos, no ha estado muy fino en su visita a España. Ya por la mañana la lió cuando estaba en plena entrevista en Los 40 Principales y a los siete minutos abandonó el estudio vaya a usted a saber por qué. Por la noche fue el turno de El Hormiguero y tampoco parecía muy implicado. Bostezaba, parecía aburrido y con cara de guiri resacoso perdido en las callejuelas del centro de Palma. Justin Biebber estaba rodeado por centenares de adolescentes gritonas, y aunque entiendo que puede atontar un poco por el exceso de decibelios femeninos, no es de recibo poner cara de seta cuando llevan meses preparando tu visita. Ojo, que entre el público había cachorras del famoseo patrio como Andreíta Cómete el Pollo, su hermanastra Julia Janeiro y Cayetana Rivera, hija de Francisco y sobrina de Paquirrín. A Justin le pasa lo mismo que a Miley Cirus, que llevamos toda la vida viéndoles como unos críos y ahora se desquitan haciéndose los malos. A Miley le da por sacar la lengua medio desnuda y a Biebber, por poner cara de hastío. Son ventiún años los que tiene el chaval, vale, pero le hacen falta menos horas de avión y más collejas que aporten sentido común.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

31

10 2015

La publicación de comentarios está cerrada.