Archivo de noviembre, 2015

Rivera &

30

11 2015

Emili Gené Vila. Pedro Sánchez se metió un día en ‘Sálvame’: había empezado la campaña electoral en televisión. Soraya bailó después en ‘El hormiguero’ y ahora Rajoy se ha hecho comentarista de fútbol (del Madrid, por supuesto) en la Cope, colleja incluida a su colaborador, o sea su hijo. Es lo que hay. Mientras, algunas cadenas pasean a los candidatos para entrevistarlos en sus programas. Wyoming, Ana Pastor, Jordi Évole, Iñaki López, Bertín Osborne o Pablo Motos. Gana La Sexta por goleada a la espera del match a cuatro (perdón, tres y medio) de Antena 3. Pasará como con Chiquito, que lo mataron de sobreexposición. Rivera o Iglesias hasta en la sopa, y encima va Monedero y acusa al líder de C’s de acudir a la tele pasado de coca. Pedíamos debate político pero esto se les ha ido de las manos, y todavía quedan tres semanas. Es el momento de recurrir a ‘Polònia’. ¿Cabría un programa así en TVE, por ejemplo? Ni por asomo. Mas, un fijo como Rajoy o Joan Tardà, pero ahora pega con fuerza el guaperas emergente (esta mirada, esta perilla) de Esquerra. Y para los que no lo hayan visto, el clip ‘Com funciona la CUP?’ No se lo pierdan. Está en YouTube.

¡Viva el campechanismo!

29

11 2015

Urko Urbieta. Los principales candidatos a la presidencia del Gobierno se han soltado la melena últimamente en televisión; bueno, todos menos Mariano Rajoy, que prefiere comentar el fútbol en la Cope antes que debatir o ser entrevistado. No tengo palabras para este despropósito. Su equipo de comunicación sabrá… Está de moda, demasiado diría yo, ser cuanto más cercano al ciudadano, mejor. Lo normal estos días es verles desayunar con Ana Rosa Quintana o merendar con María Teresa Campos en ¡Qué tiempo tan feliz! Todo por la cercanía y la campechanía, eso que puso de moda el rey Juan Carlos, el de los elefantes… Pero lo llamativo, y problemático, es que candidatos con peso a gobernar este país, como Pedro Sánchez, que puso de moda esta cercanía hace casi un año con esa esperpéntica llamada a Sálvame, opten por rechazar acudir a El Objetivo de Ana Pastor, donde tendría que hablar de su programa electoral, pero aceptar encantado vender lo ‘de clase media’ que es –aunque hizo un máster en Bruselas, estudiaba inglés en Reino Unido y veraneaba en Mallorca… sí, claro, eso que hemos podido hacer todos, ¿verdad?– con Bertín Osborne. Lo de este miércoles no fue una entrevista, fue una conversación ‘de cuñados’, de barra de bar forzada, plagada de lugares comunes, ridícula y sin sentido. Es lo que tiene preferir que te entreviste un cantante de rancheras a una periodista.

Los candidatos más humanos

28

11 2015

Gemma Marchena. Los serios debates donde se desgranaba el programa electoral son historia. Ahora los candidatos afilan los colmillos, se quitan la corbata y se arremangan. Todo muy del estilo de Podemos, pero con distinta suerte.Ya no basta con tener que dar la sensación de ‘somos como vosotros, pueblo llano, y venimos a trabajar’. Es que ahora hay que ser enrollado. Y aquí Pedro Sánchez es de los pioneros en aparecer en Sálvame, aunque fuese sólo por teléfono. Luego ha pasado por las manos de Bertín Osborne, que sabe reinventarse como nadie. Ya quisiera Risto Mejide hacer entrevistas tan estupendas como el jerezano. Y allí estaba el socialista, haciendo un batido de verde detox de esos. Mariano Rajoy aparece en la Cope, que sabemos que no es tan fotogénico, dándole collejas a su hijo. No se preocupen, también pasará por las manos masajeadoras de Bertín, mientras aún dura el escándalo de ver cómo Pablo Iglesias desayuna con Ana Rosa Quintana tostada con salmorejo de bote. Pero no hablemos de política, por favor, no sea que vayamos a votar con criterio.

Versalles, oh la la

27

11 2015

Miguel Soler. Quienes no están siguiendo la serie Versalles, de la que ya se han emitido cuatro capítulos de los 10 de los que consta, se están perdiendo una de las mejores producciones de televisión de los últimos años. Y también una de las mas costosas: 30 millones de euros. Versalles es una coproducción franco-canadiense que pueden ver actualmente en Canal+ Series Xtra. En versión doblada o en el original, que en este caso es en inglés. Y si quizás descubre bajo el excelente maquillaje y la larga peluca del actor principal una cara que les suena es porque, con anterioridad, lo vieron en la serie Vikingos. Me refiero a George Blagden y es obligado reconocer que su transformación para dar vida a Luis XVI es ciertamente magnífica. La serie ha contado con la colaboración de dos guionistas de reconocido prestigio, especialmente por la serie Mad Men, que han manejado con sofisticada elegancia y, en ocasiones, con gran crueldad las intrigas palaciegas mezclando personajes reales con otros inventados para mantener la intriga de este drama histórico. Versalles plasma la obsesión de un rey por alejarse de un París hostil y sucio y construir, en medio de la nada, el mas grandioso y hermoso palacio del mundo.

Paloma Cuesta, el regreso

26

11 2015

Jennifer Munar. Hace ya casi una década que Loles León encarnó a Paloma Cuesta, uno de los personajes más recordados de nuestra televisión reciente, en la serie Aquí no hay quien viva. Era la mujer de Juan Cuesta (presidente de ésta nuestra comunidad), y aunque tuvo un destino aciago, una épica caída por la ventana la dejó sumergida en un coma eterno, su grandeza no se olvida fácilmente. Por eso es un gran motivo de celebración que se haya anunciado la incorporación de la actriz en La que se avecina. A pesar de que la serie de Telecinco es una versión de saldo de Aquí no hay quien viva, es innegable el interés que suscita volver a ver a Loles León junto a sus anteriores compañeros de reparto. En esta ocasión interpretará a Menchu, una mujer bastante diferente a Paloma. «Menchu es de otra manera, más poligonera, un poquito más chabacanilla», ha desvelado en una entrevista para la página FormulaTV.
Esperemos que el personaje tenga una buena acogida entre los seguidores de la comedia, y que podamos seguir disfrutando de esta Paloma 2.0 durante todas las temporadas que le queden a la serie. ¡Y punto en boca!

Temática viajera

25

11 2015

Alfons Martí. Los viajes son una fuente inagotable de interés: literario, informativo, poético y también televisivo. Es uno de los géneros con más espacio en la parrilla de las cadenas. La cantidad es enorme y existen canales exclusivamente centrados en el viajar. El problema es que, habiendo tanta oferta, parece que no hay igual pluralidad de enfoques. Los libros de viajes eran muy importantes desde la antigua Grecia hasta el s. XIX. El enfoque más original y universal era que narraban aventuras inesperadas, amores épicos, historias bellas de amistad y emociones que la libertad del viaje ofrece de modo único. El viajero metódico que solo explora para estudiar en ultramar fríamente sus teorías fue otro enfoque. Hoy los programas crecen de esa cualidad de lo inesperado. En todo caso, reflejan viajes que no suelen descubrir más que lo que generalmente se conoce de antemano. Muchos viajes, cámara en mano, sobre todo sirven para repetir visitas a lugares emblemáticos de modo rutinario. Otros se centran en lo que está de moda en casa, sobre todo, la comida y los manjares. A veces, los programas que narran la ruta gastronómica de un viajero estrella no hacen más que reflejar la gran fiebre de comida que sufren las antiguas capitales de lo monumental y bello. Como Florencia, ‘destino de arte, donde el espectáculo actual es la imagen de un océano de restaurantes. Hora de comer. El Duomo puede esperar.

Etiquetas:

Justino

24

11 2015

Neus Aguiló. El anuncio de lotería de Navidad ha cambiado su formato. Hasta el momento había sido protagonizado por gente de carne y hueso pero este año ha apostado por personajes de animación. El protagonista es un guardia de seguridad llamado Justino y que acude todas las noches a la misma hora a su puesto de trabajo en una fábrica de maniquíes. Justino hace el turno de noche y por eso está solo pero intenta comunicarse con sus compañeros, a los que nunca ve, a través de los muñecos de la fábrica. El guardia se olvida de encargar la lotería y al final les toca a todos menos a él. Pero que no cunda el pánico, sus compañeros de día le habían comprado un décimo por si las moscas. Bastante previsible. “La gente que vea el anuncio, empatizará totalmente con Justino”, aseguran los creadores del spot. La historia no está mal (bondad, generosidad, compañerismo, afán de compartir…) pero nos recuerda bastante a la del año pasado. El mensaje es el de siempre: el Estado debe recaudar impuestos y hay que jugar a la lotería, no vaya a ser que los de tu alrededor se hagan ricos y tú no. Más de lo mismo.

Escobar

23

11 2015

Emili Gené Vila. Qué tendrán las mafias que seducen al espectador? Repasando los grandes títulos de esta década prodigiosa de series televisivas nos encontramos con mafiosos de todo tipo. ‘The Wire’, ‘Los Soprano’, ‘Breaking Bad’. Narcotraficantes, estos son los personajes que arrasan. Tipos violentos sin escrúpulos que sin embargo triunfan entre la audiencia, criminales portadores de algún glamur que nos atrae y hasta conmueve. Como el Pablo Escobar de ‘Narcos’, una serie de la que Netflix ha publicado la primera temporada completa y anunciado una segunda que tiene pinta de prescindible. He visto los diez episodios. Intensos, bien documentados, apasionantes. Revivimos la eclosión del tráfico de cocaína que cambiaría nuestro mundo para siempre, las corrupción del sistema, la lucha despiadada por el poder. Pero también la fuerza familiar del protagonista. La familia como un clan. Un refugio de cristal ajeno a la barbarie. Nos impresiona esta parte tan humana del mafioso sanguinario. Y nos interesa este mundo porque en realidad nos envuelve en la vida real. Las drogas nos empujan y estimulan mientras mueven millones de millones de euros. La verdad, que las series cuentan en forma de thriller.

El FBI conoce ‘Anatomía de Grey’

22

11 2015

Urko Urbieta. Adictiva y muy cachonda. Así es Quantico, que lleva tres semanas emitiendo el canal de pago AXN. La serie es una mezcla entre los saltos de cama de los médicos de Anatomía de Grey y la adrenalina loca que desprenden 24 y Homeland, por supuesto, bastante mejores que ésta. Les aviso: Quantico no es buena, pero engancha una barbaridad. El comienzo de la serie es brutal: la protagonista, Alex Parrish (que interpreta la estrella india Priyanka Chopra), una joven agente del FBI, despierta en medio de las ruinas del mayor atentado terrorista en la historia de Nueva York desde el 11-S. Acusada del incidente, se dará a la fuga para demostrar su inocencia, mientras intenta descubrir qué compañero de promoción es el auténtico terrorista que le ha tendido la trampa. Los capítulos van del presente al pasado, durante la etapa de instrucción de la protagonista, donde la serie se explaya en mostrar reclutas jóvenes y guapos realizando todo tipo de pruebas ligeros de ropa, así como sus escarceos amorosos. Por ejemplo, la protagonista, emulando el piloto de Anatomía de Grey, se lía con un desconocido sin saber qué será uno de sus compañeros. Vamos, como la vida misma. De Quantico me obsesionan sus giros locos de guión, unos 4 ó 5 por episodio, y la absoluta falta de carisma de todo el reparto. Repitan conmigo: ¡Viva el FBI!

Alerta TV

20

11 2015

Javier J. Díaz. La semana televisiva ha sido muy convulsa debido a los atentados de París. Las cadenas se han volcado en una cobertura informativa a la altura de la magnitud de lo sucedido, con desplazamientos, conexiones en directo, amplias coberturas horarias y mesas de análisis. Hasta aquí todo correcto. Sin embargo, la irrupción de la noticia el pasado 13-N con la consecuente repercusión al día siguiente empezó a alejarse de lo que debe ser la información contrastada y veraz. Se acercó entonces a algo tan peligroso como el sensacionalismo televisivo, que algunas cadenas en España hacen tan bien. La semana se podría resumir así: imágenes repetidas hasta la saciedad, vídeos descontextualizados, titulares y rótulos constantes en todas las cadenas, analistas y tertulianos corrientes que de repente eran expertos en terrorismo yihadista y conocía más la situación que los expertos en la materia…
¿Todo esto buscando informar? Ojalá. Más bien buscando aprovechar el filón de una tragedia muy cercana a España para conseguir picos de audiencia en un mes perdido en el calendario y a la espera de una campaña electoral que cope los medios. El periodista Ramón Lobo lo definió muy bien esta semana en El Intermedio: «Primicia es el primero que lo cuenta bien». Y de eso, esta semana apenas ha habido.