Alerta TV

Javier J. Díaz. La semana televisiva ha sido muy convulsa debido a los atentados de París. Las cadenas se han volcado en una cobertura informativa a la altura de la magnitud de lo sucedido, con desplazamientos, conexiones en directo, amplias coberturas horarias y mesas de análisis. Hasta aquí todo correcto. Sin embargo, la irrupción de la noticia el pasado 13-N con la consecuente repercusión al día siguiente empezó a alejarse de lo que debe ser la información contrastada y veraz. Se acercó entonces a algo tan peligroso como el sensacionalismo televisivo, que algunas cadenas en España hacen tan bien. La semana se podría resumir así: imágenes repetidas hasta la saciedad, vídeos descontextualizados, titulares y rótulos constantes en todas las cadenas, analistas y tertulianos corrientes que de repente eran expertos en terrorismo yihadista y conocía más la situación que los expertos en la materia…
¿Todo esto buscando informar? Ojalá. Más bien buscando aprovechar el filón de una tragedia muy cercana a España para conseguir picos de audiencia en un mes perdido en el calendario y a la espera de una campaña electoral que cope los medios. El periodista Ramón Lobo lo definió muy bien esta semana en El Intermedio: «Primicia es el primero que lo cuenta bien». Y de eso, esta semana apenas ha habido.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

20

11 2015

La publicación de comentarios está cerrada.