Aquel follonero

02

11 2015

Emili Gené Vila. Jordi Évole mantiene aquella mirada escrutadora y la sonrisa pícara de cuando se asomaba al programa de Buenafuente para reventar entrevistas. Desde entonces no ha hecho sino multiplicar aquel rol gamberro hasta convertirse en un ídolo mediático. En vez de convertirse en alter ego de Andrés como hizo después Berto, Jordi se independizó, dejó el hogar catalán y mató al padre. Ha regresado ahora con nueva temporada y algunos trailers que hablan de las expectativas que levanta su programa. Apareció con Julio Iglesias y el latiguillo ‘y lo sabes’ para firmar una de las entrevistas más tópicas de su carrera. Nada de desnudar al personaje ni tenderle preguntas trampa que hagan de la conversación una aventura. En vez de chinchar, jugó. Después nos ha entregado otra exclusiva, vendida como un acontecimiento y publicitada con generosidad. Pero del café con Iglesias y Rivera apenas ha quedado el desliz de confesar ambos que alguna vez han pagado y/o cobrado en negro, un pecado mortal para el PP (’Gurtel’, ‘Púnica’) y el PSOE (’ERE’) y vuelve a dejar la política al nivel de la anécdota. Con la última entrega (Jánovas, Endesa), Évole recupera la denuncia y la polémica. Por fin.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.