Aquellos maravillosos años

Urko Urbieta. IB3 ha vuelto a apostar por la ficción propia con el estreno de Hotel Bellavista, una serie que a base de nostalgia pretende transportar a los espectadores de la autonómica a los inicios del boom turístico, a la Mallorca de los años 60. ¿Lo consigue? El primer capítulo de la serie, emitido el domingo pasado, fue más una presentación de personajes, sin mucha intención de ahondar en las futuras tramas, aunque todos sabemos que se formará un triángulo amoroso entre los dos hermanos Ginard y la misteriosa recién llegada; el hotel sufrirá la competencia desleal de otro hotelero más poderoso y la benjamina de la familia abrirá su mente a una nueva forma de entender la vida, como hicieron muchos mallorquines en esa época. Que quede claro que ser previsible no tiene por qué ser malo. Hotel Bellavista es una serie pensada para gustar y para rememorar unos años que cambiaron la forma de vivir en esta Isla: turistas, picadores, inmigrantes de la Península… todo esto les va a resultar muy cercano a los espectadores. Y ahí radica el éxito de la serie: en ganarse el corazoncito de los mallorquines recordando ‘aquellos maravillosos años’ con cariño y un punto algo superficial. Lástima que el presupuesto, a todas luces bajo, desluzca el trabajo de un reparto, de intérpretes jóvenes y veteranos de Balears, con ganas de hacer bien las cosas. Un producto que podría haber sido mucho mejor, pero que al menos es efectivo.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

08

11 2015

La publicación de comentarios está cerrada.