Justino

Neus Aguiló. El anuncio de lotería de Navidad ha cambiado su formato. Hasta el momento había sido protagonizado por gente de carne y hueso pero este año ha apostado por personajes de animación. El protagonista es un guardia de seguridad llamado Justino y que acude todas las noches a la misma hora a su puesto de trabajo en una fábrica de maniquíes. Justino hace el turno de noche y por eso está solo pero intenta comunicarse con sus compañeros, a los que nunca ve, a través de los muñecos de la fábrica. El guardia se olvida de encargar la lotería y al final les toca a todos menos a él. Pero que no cunda el pánico, sus compañeros de día le habían comprado un décimo por si las moscas. Bastante previsible. “La gente que vea el anuncio, empatizará totalmente con Justino”, aseguran los creadores del spot. La historia no está mal (bondad, generosidad, compañerismo, afán de compartir…) pero nos recuerda bastante a la del año pasado. El mensaje es el de siempre: el Estado debe recaudar impuestos y hay que jugar a la lotería, no vaya a ser que los de tu alrededor se hagan ricos y tú no. Más de lo mismo.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

24

11 2015

La publicación de comentarios está cerrada.