Ocho ‘pesados’ vascos

Nacho Jiménez. Soy el único que está hasta el moño de la promoción en televisión de Ocho apellidos catalanes? No hace falta decir que se trata de la secuela de la película española más taquillera de la historia, Ocho apellidos vascos, pero es que están hasta en la sopa. Vivo con el miedo de que sus protagonistas, Clara Lago y Dani Rovira –intérpretes muy sobrevalorados, en mi opinión– aparezcan de repente en mi casa:en el baño, en el desayuno, en el sofá… En serio, una cosa es promoción y otra lo que hace Mediaset –productora de la película–. Además, y según apuntan las primeras críticas de la esperada secuela, ésta es más de lo mismo y sin mucha gracia. Está claro que el gancho catalán, de rabiosa actualidad, es un reclamo importante, pero habrá que ver cómo han manejado los guionistas todo este asunto (¿serán catalanes? ¿vascos? ¿de Madrid?). Seguramente, dejaré que el márketing se apodere de mi ser y acudiré a la sala de cine más cercana a ver esta película española, graciosa y con mucha cara, y seguramente me echaré unas risas. Eso seguro. Lo peor del estreno, mañana, de Ocho apellidos catalanes, es que ha obligado a aplazar para el próximo viernes el de la última entrega de Los Juegos del hambre. ¡Encima!

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

19

11 2015

La publicación de comentarios está cerrada.