Archivo de noviembre, 2015

Ocho ‘pesados’ vascos

19

11 2015

Nacho Jiménez. Soy el único que está hasta el moño de la promoción en televisión de Ocho apellidos catalanes? No hace falta decir que se trata de la secuela de la película española más taquillera de la historia, Ocho apellidos vascos, pero es que están hasta en la sopa. Vivo con el miedo de que sus protagonistas, Clara Lago y Dani Rovira –intérpretes muy sobrevalorados, en mi opinión– aparezcan de repente en mi casa:en el baño, en el desayuno, en el sofá… En serio, una cosa es promoción y otra lo que hace Mediaset –productora de la película–. Además, y según apuntan las primeras críticas de la esperada secuela, ésta es más de lo mismo y sin mucha gracia. Está claro que el gancho catalán, de rabiosa actualidad, es un reclamo importante, pero habrá que ver cómo han manejado los guionistas todo este asunto (¿serán catalanes? ¿vascos? ¿de Madrid?). Seguramente, dejaré que el márketing se apodere de mi ser y acudiré a la sala de cine más cercana a ver esta película española, graciosa y con mucha cara, y seguramente me echaré unas risas. Eso seguro. Lo peor del estreno, mañana, de Ocho apellidos catalanes, es que ha obligado a aplazar para el próximo viernes el de la última entrega de Los Juegos del hambre. ¡Encima!

Parón imprevisto

18

11 2015

Jennifer Munar. Carlos V no entró en la cadena pública con la misma fortuna que sus padres, los Reyes Católicos, y por eso TVE ha anunciado que va a realizar el parón previsto para Navidad antes de tiempo. Las aventuras del monarca volverán, no obstante, una vez pasadas las fiestas, aunque sin una fecha concreta prevista.
La ficción histórica comenzó sus emisiones en septiembre creyendo que iba a comerse el mundo del mismo modo que había hecho Isabel, pero episodio tras episodio la audiencia ha ido abandonando las peripecias de uno de los reyes más poderosos que ha tenido España. Este devenir de los acontecimientos es una sorpresa, puesto que a la presencia de caras tan conocidas como las de Blanca Suárez y Álvaro Cervantes se suma el hecho de que las recientes producciones de la cadena pública han demostrado que la historia le resulta interesante a los ciudadanos, aunque quizá la existencia de El Ministerio del Tiempo haya dejado el pabellón demasiado alto para sus sucesoras.
Lo que queda claro de todo esto es que Felipe II lo va a tener muy difícil para ser protagonista de una serie de televisión.

Sensacionalismo

17

11 2015

Neus Aguiló. La Sexta Noche’ dedicó gran parte de su tiempo a dar cobertura a los atentados de París. Antonio García Ferreras, presentador de ‘Al rojo vivo’, se desplazó hasta la capital francesa para informar a pie de calle de lo sucedido la noche anterior. Iñaki López iba dando paso Ferreras para que fuera contando novedades. Según el presentador del espacio matinal, la sensación que se vivía en las calles parisinas era parecida a la que se vivió en Madrid cuando se produjeron los atentados de Atocha. Los colaboradores de ‘La Sexta Noche’ le hacían preguntas a la vez que discutían acaloradamente sobre si lo de París ha sido terrorismo o un acto de guerra. Personalmente, poco me importa si es una cosa u otra, la consecuencia es igualmente una terrible tragedia. Al periodista de ‘Al rojo vivo’ se le ha recriminado, y con razón, un exceso de sensacionalismo, pues se dedicó a mostrar el reguero de sangre que habían dejado víctimas de la masacre. Desde las redes sociales se ha criticado duramente su trabajo, llegando incluso a compararlo con el sensacionalismo que desplegó Nieves Herrero con el caso de las niñas de Alcàsser. La verdad, no le hacía falta caer en el morbo.

Series en el cine

16

11 2015

Emili Gené Vila. De la tele al cine. La guerra por el nicho emergente de las series televisivas (Movistar, Netflix, Fox, Atresmedia que acaba de lanzar su propio canal de series…) llega hasta la gran pantalla. Un festival que es todo un ecosistema (proyecciones, talleres, entrevistas, exclusivas, debates, coloquios) que se ha puesto en marcha este fin de semana en Madrid, continúa el próximo en Barcelona y acaba en Málaga los días 28 y 29 de este mes. Este Festival de Series de carácter intensivo (multitud de actividades programadas a lo largo de solo seis horas de tarde-noche y distribuidas simultáneamente en cuatro salas de un mismo recinto) abarca el espectro cada vez más amplio de la seriefilia. De la realidad virtual a la mitomanía. Preestrenos mundiales como el de Versailles o exclusivos como el doble episodio final de CSI. Sesiones golfas, cómo se compra una serie o BirraSeries. Pero el plato fuerte es ver episodios míticos (de Twin Peaks o Friends a The walking dead, The good wife, Fargo o Anatomía de Grey) en una sala de cine. De golpe, la pequeña pantalla (tele, tablet, portátil) crece: las series forman parte del séptimo arte.

Lección de clásicos

15

11 2015

Urko Urbieta. Lo primero que hay que decir de la adaptación televisiva de La española inglesa, que La 1 estrenó este martes, y que forma parte de las Novelas ejemplares de Miguel de Cervantes, es que el esfuerzo ha sido loable. Buena ambientación y vestuario, así como un reparto donde ganan por goleada los actores veteranos –Lola Herrera, Miguel Rellán o Ana Wagener– a los más jóvenes. La TV-movie de TVE, que se adelanta con su estreno a las celebraciones del IV Centenario de la muerte de Cervantes en 2016, narra una historia de amor y aventuras ambientada en el S. XVI, entre una joven española, criada en Inglaterra, Isabel (Macarena García), y un noble inglés, Clotaldo (Carles Francino), que lucharán contra todo tipo de adversidades para estar juntos. Una de las decisiones acertadas de La española inglesa es que sus guionistas hayan incluido al mismo Cervantes –interpretado por un siempre excelente Miguel Rellán–, como narrador de la historia. Y un punto negativo, la decisión de modernizar el lenguaje para dar agilidad a la narración pero al ser tan actual, y con esa abundancia de tuteos, resta verosimilitud al producto. No hay que olvidar el pelucón que luce Francino en varios pasajes de la película, falso a todas luces. A pesar del abuso del folletín que desprende la ficción, Cervantes no se levantará de la tumba para demandar a sus guionistas. Y eso ya es mucho decir.

La historia más maciza

14

11 2015

Gemma Marchena. Me están cambiando los esquemas. De repente, grandes hombres de la historia se han convertido en portada de Men’s Health y eso me confunde. A Leonardo da Vinci lo tenía por un entrañable señor barbudo, de frondosas carnes y túnica amplia. De hecho, lo tenía por un renacentista gay y zurdo. Pero he aquí que en la serie Da Vinci’s Demons se ha quedado anclado en los 25 años, tiene pinta de motero con barba de tres días y retoza con bellas mozas mientras con la diestra diseña sus inventos. Al traste mi imagen del artista. Ya lo hicieron con Enrique VIII, encarnado por Jonathan Rhys Meyers, aunque en Los Tudor tenía sentido que fuese un tipo mujeriego, el actor se me parece muy poco al orondo original que vemos en los cuadros. Ahora le toca a Marco Polo, que en los libros parecía un aburrido veneciano con barba y gorro extraño y ahora es un hipster de ojos azules, sin sombrero, que se lanza a la aventura en Asia y, de paso, intima con toda asiática que se le pone por el camino. Me pregunto si La 1 está preparando la versión cachas de Cristóbal Colón o nos van a hacer una versión picante de Hernán Cortés, rompiendo corazones en América.

La tele sigue viva

13

11 2015

Nacho Jiménez. Los casi nueve millones de espectadores que amasó el estreno en televisión de Ocho apellidos vascos constatan que la pequeña pantalla, esa caja tonta que nos encanta, está más viva que nunca. Vale que este filme ha sido y es todavía todo un fenómeno cinematográfico y, sobre todo, social. Aún así, esos datos de audiencia no se alcanzaban, en el caso de una película, desde que La 1 emitiera Cateto a babor en 1992, casi nada. Es cierto que la manera en la que muchos consumen el contenido televisivo ya nada tiene que ver con su emisión en directo; la interactividad que ofrecen las plataformas de pago permite que el espectador vea lo que quiera cómo, dónde y cuándo quiera. Esos nueve millones de españoles enganchados a la película más taquillera de la historia de este país desmontan, en gran parte, las teorías que afirman que este medio está a punto de morir, al menos tal y como lo conocemos. Bien podría tratarse de un hecho puntual, puesto que en la actualidad lo único que sobresale en cuanto a audiencias es el deporte; hubo un tiempo en que el deseado share era para los reality-shows, con hitos como el primer Gran Hermano u Operación Triunfo, aunque el tirón de este formato haya perdido fuerza. También algunas series de marca nacional han alcanzado techos muy altos, como Los Serrano, Cuéntame o Aquí no hay quien viva.

Jugando a ser periodistas

12

11 2015

Margalida Ramis. La revista B&B, que da nombre a la serie que emite Telecinco los miércoles por la noche -a excepción de anoche, que estrenó en la pequeña pantalla Ocho apellidos vascos- es el escenario perfecto para los que sueñan con ser periodistas. Temas de investigación, reportajes de moda y un horario de lo más flexible. Nada más lejos de la realidad, teniendo en cuenta que quien suscribe estas palabras lo hace desde la redacción de un periódico. Como en cualquier trabajo, la realidad dista mucho de la ficción. Pero a tenor de la serie B&B, parece que a una de sus protagonistas, Belén Rueda, le gusta mucho jugar a ser periodista. Más de uno debe recordar la serie Periodistas, que marcó el camino profesional de algunos compañeros de mi generación. Pero en B&B, el periodismo sirve solo de hilo conductor para narrar las vidas y peripecias de sus protagonistas: los ‘pueblerinos’ que llegan a la ciudad; los ‘señoritos’ que tienen muy presente la distinción entre clase alta y clase baja; los profesionales de éxito; y los dramas amorosos. Son los ingredientes que aparecen en la mayoría de series españolas y que consiguen entretener al telespectador durante una velada cualquiera de entre semana.

Etiquetas: ,

¡Bienvenidos a los 60!

11

11 2015

Jennifer Munar. En los años 60 todavía se pagaban los lacaos en pesetas, las conversaciones entre amigos no se veían interrumpidas por el sonido de las alertas de WhatsApp y el Dúo Dinámico sonaba con fuerza en las listas de éxitos. La globalización no había llegado a nuestra pequeña Isla en mitad del Mediterráneo, pero sí que lo habían hecho hordas de extranjeros en busca de ese turismo de sol y playa que tantos quebraderos de cabeza nos trae hoy en día. En ese punto nos sitúa la nueva serie de IB3, Hotel Bellavista, una pequeña delicia para todos los miembros de la familia. El abuelo recordará su juventud, la madre su infancia, y el hijo podrá curiosear en unos tiempos que le resultan tan lejanos como el Jurásico. A ello ayudan las pequeñas píldoras a modo de documentación que se insertan en varias ocasiones durante cada episodio, con una voz en off explicativa. Hotel Bellavista no innova, pero sí engancha. Tiene comedia, romance y ese punto de interés histórico que resulta tan atractivo. Y lo más importante de todo:tiene a algunos de los mejores actores de la Isla. ¡Bienvenidos a los 60 y bienvenidos al Hotel Bellavista!

Etiquetas: ,

‘Los besos en el pan’

10

11 2015

Neus Aguiló. Almudena Grandes acaba de publicar ‘Los besos en el pan’ y por eso se dejó caer en ‘El Intermedio’. Pero no sólo habló de su novela. Wyoming y Sandra Sabatés le hicieron una entrevista en la que no faltó ni la crítica ni el sentido del humor. Grandes aseguró estar a favor de un referéndum legal en Catalunya aunque a la vez mostró su hartazgo respecto al tema catalán, pues argumentó que cada vez que alguien critica a Mas o a Rajoy, ambos salen ganando, porque las críticas hacia uno hacen que el otro se crezca y a la inversa. Y mientras se habla de ellos no se habla de los derrotados: de las víctimas de la pobreza energética o de los que se han quedado sin trabajo o sin casa. La novelista tuvo tiempo también para mostrar su preocupación por el desamparo de los refugiados sirios y para hacer gala de su feminismo denunciando que las mujeres hemos sido demasiado complacientes con el patriarcado. La escritora tuvo también unas palabras para Rajoy por presumir éste de no haber dedicado ni un euro a la Memoria Histórica: «para esto mejor que vuelva al plasma». No voy a ocultar mi admiración por Almudena Grandes, pero es que estuvo brillante.