Comenzar de nuevo

Urko Urbieta. Poética, hipnotizadora, pesimista y no apta para todos los públicos. Así es The Leftovers, serie que Movistar + ha estado emitiendo su segunda temporada cada lunes, un día después de su estreno en USA. ¿Es la mejor serie del año? Para mí no hay duda, es una obra maestra. Si sus primeros capítulos fueron notables, su segunda temporada es perfecta. Un puzle de vidas rotas por un suceso sobrenatural. ¡Cuidado!, aunque la serie sea de Damon Lindelof, creador de Perdidos, en The leftovers –que traducido al castellano significaría algo así como ‘Los restos’– lo que importa no es el porqué sino cómo salir adelante. Por si no saben nada de la serie, tiene lugar tres años después de un evento mundial que causó la inexplicable desaparición del 2 % de la población mundial. ¿Cómo sobrevivir a algo así? Eso es lo que nos contaba la primera temporada de la serie, que en su segunda tanda de capítulos recupera a parte del reparto original para trasladarlo a una nueva localidad donde, supuestamente, ningún habitante desapareció durante esa temida ‘ascensión’, lo que ha enriquecido la serie con un nuevo grupo de personajes torturados.
Por cierto, acaba de ser renovada para una tercera y última temporada. Mejor no extenderse más porque es demoledoramente bella… y dura, muy dura.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

13

12 2015

La publicación de comentarios está cerrada.