Deportes en Navidades

Alfons Marí. Las televisiones sufren trasformaciones en Navidad. El espíritu es distinto al resto del año, aunque idéntico cada año, repetitivo y hasta previsible en grado superlativo. Los acontecimientos deportivos no se libran de ello. Cada año se ofrecen partidos de fútbol entre selecciones nacionales de naciones no reconocidas o de clubes no existentes. El gesto parece responder al espíritu generoso de Navidad: lo que no es posible todo el año, en normalidad, lo es esas fechas. Claro que el resto de deportes cae en lo mismo, porque al enfrentarse, los atletas dejan de lado la llamada ‘competición’ para tomárselo todo con humor y bonachonería. En realidad, lo que sucede es que no se juegan nada, así que pueden distraerse con bromas y payasadas en un clima extraño que convierte esos eventos en algo irreal. Otros presentan los espectáculos como si fueran excusa para causas benéficas, a menudo con el ingrediente de ver en acción a famosos nada deportistas. Ante tanta metamorfosis, uno se pregunta si no será que en navidades lo único que cuenta es tomarse vacaciones, desconectar, consumir y comer suculentos y copiosos manjares, con lo cual las programación de eventos deportivos no es más que una ocasión para echarse unas risas de sobremesa.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

11

12 2015

La publicación de comentarios está cerrada.