Elecciones

Neus Aguiló. Hemos sobrevivido a la campaña electoral, a las elecciones y al famoso fin del bipartidismo. La ausencia de Rajoy en el debate a cuatro; el tono agresivo de Pedro Sánchez en el encuentro a dos y el famoso puñetazo de un perturbado al líder de los populares han sido tres de los puntos que han protagonizado la reñida campaña. Me gustaría detenerme en el tema de la agresión pues, al día siguiente de producirse, varios medios de comunicación de ‘extremo centro’ (tanto periódicos como programas televisivos situados al fondo a la ultraderecha) no pudieron resistir la tentación: aprovecharon el puñetazo para relacionarlo con el tono que usó Pedro Sánchez en el debate con su adversario político. Para algunos medios, Sánchez era el responsable de crispar el ambiente e incitar a la violencia. Asociación tan increíble como perversa, sí. Hasta el propio Mariano Rajoy afirmó que era un disparate relacionar el golpe que le asestaron con el debate con el líder socialista. ‘El Intermedio’ se tomó la molestia de señalar a algunos de los medios que insultaron al periodismo cayendo en tan sucia manipulación. Qué bien que en la televisión haya  programas como el de Wyoming que señalen con el dedo a quienes pretenden tomarnos el pelo.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

22

12 2015

La publicación de comentarios está cerrada.