Archivo de diciembre, 2015

El incierto futuro de ‘El incidente’

21

12 2015

Urko Urbieta. Hoy les hablo de otra de esas series españolas que lleva mucho tiempo guardada en el cajón de su cadena: en esta ocasión es El incidente, y debía emitirse en Antena 3, aunque ahora parece ser que ha pasado a La Sexta. Con un reparto de caras muy conocidas: Marta Etura, Pepa Aniorte, Bárbara Lennie o Diego Martín, la serie de la productora Boomerang (responsable de Mar de plástico, que se rodó mucho después) tenía una premisa muy atractiva: un suceso paranormal modifica la vida de los habitantes de un pequeño pueblo de montaña. Pero desde que empezó el rodaje en septiembre de 2014, el silencio más absoluto. ¿Recuerdan cuando les comenté que Alatriste y Rabia, de Telecinco y Cuatro respectivamente, tenían pinta de ser un desastre? Pues lo fueron, pero con El incidente parece que el retraso no se debe a su baja calidad. La serie es muy digna, según asegura la cadena, pero A3 sabe que no atraerá a un gran número de espectadores. Y tienen un claro ejemplo en el tortazo que se pegaron con la ambiciosa Refugiados. ¿Se acuerdan de ella? Por eso, buscan el mejor momento para emitirla y se han reducido los episodios a 8, potenciando la trama de misterio y eliminando historias secundarias para hacerla más atractiva. Al menos yo tengo mucha curiosidad por ver el resultado, sobre todo desde que aseguraron que era una historia cerrada. Veremos…

Etiquetas: , ,

Regalos televisivos

21

12 2015

Gemma Marchena. Si tienen un niño en casa y no saben qué regalarle, miren la televisión. Las estanterías de las jugueterías están repletas de personajes de la tele. La estrella es, sin duda, La Patrulla Canina. No queda nada en Palma. Lo sé porque he sido testigo de la horda de padres, abuelos y padrinos que buscan el centro de mando de la serie y ya se ha esfumado. Sospecho que ya debe estar en el mercado negro a un precio escandaloso. Para los que no tienen hijos, les cuento de que va la serie: un puñado de cachorros que hablan y van vestidos de humanos velan por la seguridad acompañados de un niño de diez años. ¿No les parece denunciable que niños y perros trabajen poniendo en peligro en sus vidas? En casa somos más de los Bubble Guppies, donde seis niños sirenos van al cole y el profesor es un mero. Juro que no he tomado ninguna droga psicotrópica al escribir esto. Los sirenos descubren en cada capítulo algo sobre la vida cotidiana, ya sea sobre la higiene (sí, y encima es divertido) o los grupos de rock o una visita a la gran ciudad. Mi teoría es que Frozen está pasadísimo (es tan 2013…) y Star Wars va a reventar taquillas y cajas registradoras. Y sí, tienen versión televisiva: Lego Star Wars. Ale, ya tengo escrita la carta a los Reyes Magos.

20D

18

12 2015

Javier J. Díaz. El domingo hay que poner la televisión a partir de las 20 horas. Hay que hacerlo porque tanto los españoles que hayan votado como los que no lo hayan hecho, podrán ver cómo, tras más de un año de campaña electoral, se conocerán los resultados definitivos y saldremos de la incógnita. En algo más de 48 horas por fin podremos ver si todas estas encuestas a mansalva que han hecho todos los medios de comunicación, el CIS, los partidos o los propios ciudadanos –y de las que nadie sigue sin conocer a nadie que haya participado- son realmente acertadas o, de nuevo, y como suele pasar, son una declaración interesada de intenciones que no se corresponde con la realidad en la que vivimos.  Habrá que estar atentos a las caras de los políticos, de las propias televisiones y de los presentadores bandera, cuando vean que los partidos políticos a los que han defendido a capa y espada están en un lugar privilegiado o, en cambio, condenados al abismo. También será interesante ver cómo por primera vez no solo hay conexiones con Génova y Ferraz, sino también con otras sedes, y de nuevo ver como se vuelven a interpretar los datos. La noche electoral televisiva de este domingo promete tanto como aquella de 2004 en la que las encuestas explotaron por el lado que nadie se esperaba.  Ya veremos si pasa lo mismo o todo se queda en un reflejo.

Etiquetas: , ,

Aperturas pegadizas

17

12 2015

Jennifer Munar. Sabes que realmente te has enganchado a una serie de televisión cuando no solo te niegas a saltarte su apertura (opening en un lenguaje más técnico), sino que además entonas su melodía con ilusión. Prueba de ello son el tema de Friends (que hace dar palmadas al más soso de la familia), el rap de Will Smith en El príncipe de Bel-Air o, a nivel nacional, el 1+1 son 7 de Los Serrano. Algo así ha empezado a ocurrir en mi casa con Hotel Bellavista, que provoca un vergonzoso momento de cánticos con su canción de apertura. La serie, a través de las divertidas aventuras de sus personajes y sus recopilaciones históricas, se ha hecho un hueco en el corazón de los mallorquines episodio tras episodio. Picadors, el boom turístico, la manera de afrontar el amor en la década de los 60… Hotel Bellavista es un cautivador recorrido por el pasado, y con ella ha quedado demostrado que una ficción de creación propia y con intérpretes de la Isla  es posible. La serie se encuentra ahora en pleno parón navideño, del que esperamos  vuelva en plena forma (y también que nos conceda algún momento romanticón, que ya hay ganas).

Sexo gay en ‘prime time’

16

12 2015

Nacho Jiménez. Las tramas de Gran Hermano parecían estar ya agotadas. Después de dieciséis ediciones, parece que ya nada nuevo puede aportar este longevo reality de Telecinco. Ahora, la primera pareja gay de la historia del concurso es ya un hecho y la polémica está servida. Hasta los diarios nacionales (y serios) se han hecho eco del romance entre Han, el chino de Granada, y Aritz, el rudo hipster vasco que se negaba a abrir su corazón. La ‘chicha’ está en que este último ha vivido en la casa de Guadalix de la Sierra su despertar sexual. Gran Hermano no es un concurso que goce de buena popularidad. Normalmente, está calificado como telebasura y la mayoría de las personas (incluso muchas que están enganchadas como si no hubiera un mañana) niegan verlo. Pero ahí están esos tres millones de audiencia cada semana. Lejos, eso sí, de los nueve millones que alcanzó en sus dos primeras ediciones. Olvidado ya el llamado ‘experimento sociológico’, Gran Hermano es un programa de entretenimiento que despierta el interés de los espectadores desde el año 2000. Y habrá nueva edición, en 2016, y GH:VIP llegará en enero. El formato sigue vivo.

Cine en catalán

15

12 2015

Neus Aguiló. El cine en catalán han vuelto a IB3 tras cuatro años de ausencia. Lo hizo la noche del sábado con la emisión de ‘Pa negre’, la película del mallorquín Agustí Villaronga, que se llevó nada menos que nueve Goyas en 2011. El regreso del cine en la lengua propia de Balears ha coincidido con la llegada de Andreu Manresa como director general del ente público. Por otra parte, desde el comienzo de la legislatura del Pacte, el catalán estándar vuelve a estar presente en los informativos (se ha abandonado el ‘article salat’) y se ha retomado el libro de estilo de la UIB sobre el uso del catalán en la radiotelevisión pública. Se trata de dos medidas más que acertadas. Tenemos cine en castellano en el resto de cadenas (incluso en inglés si seleccionamos la versión original), entonces es lógico que la televisión autonómica apueste por emitir cintas en lengua catalana. Por otra, el uso del estándar en los informativos es lo normal, lo hacen todas las cadenas en el idioma que sea. Volviendo a la peli del sábado, los que elegimos IB3 pudimos disfrutar de una inquietante y sobrecogedora película sobre la posguerra española. Ojalá que apuesten también por el cine de calidad.

El debate del debate

14

12 2015

Emili Gené Vila. Hoy es el gran día. Bueno, lo fue también el pasado lunes, pero esto es lo que tiene convertir la política en un espectáculo mediático. Lo mismo que en fútbol cada tres por cuatro hay el partido del siglo, ahora cada debate es definitivo, histórico, decisivo. Lo fue el del 7-D y hoy lo es el 14-D. En una semana hemos tenido debate a cuatro, a nueve, a seis y a dos. En televisiones estatales y autonómica, además de las múltiples entrevistas y publirreportajes con o sin mejillones al vapor. Tanta es la leña que se echa al fuego que el debate de verdad empieza antes y después de que acabe el debate político. También como en el fútbol, donde lo que dijo Mou o las arcadas de Messi o el tuit de Piqué o el caso Benzema multiplican por cien el tiempo y el espacio dedicados al entorno futbolístico. Metadeporte. Tertulias en los bares, las oficinas y las casas: ahí se disputa el balón y la estrategia, como ahora las elecciones y los debates. Que si Sánchez estuvo prepotente, que si Soraya tenía pinta de institutriz, que si Rivera el hiperactivo o el beato Pablo Iglesias. Así, las teles aprovechan el tirón y dedican espacios a debatir sobre el debate, pero ninguna como La Sexta ha entendido el filón.

Comenzar de nuevo

13

12 2015

Urko Urbieta. Poética, hipnotizadora, pesimista y no apta para todos los públicos. Así es The Leftovers, serie que Movistar + ha estado emitiendo su segunda temporada cada lunes, un día después de su estreno en USA. ¿Es la mejor serie del año? Para mí no hay duda, es una obra maestra. Si sus primeros capítulos fueron notables, su segunda temporada es perfecta. Un puzle de vidas rotas por un suceso sobrenatural. ¡Cuidado!, aunque la serie sea de Damon Lindelof, creador de Perdidos, en The leftovers –que traducido al castellano significaría algo así como ‘Los restos’– lo que importa no es el porqué sino cómo salir adelante. Por si no saben nada de la serie, tiene lugar tres años después de un evento mundial que causó la inexplicable desaparición del 2 % de la población mundial. ¿Cómo sobrevivir a algo así? Eso es lo que nos contaba la primera temporada de la serie, que en su segunda tanda de capítulos recupera a parte del reparto original para trasladarlo a una nueva localidad donde, supuestamente, ningún habitante desapareció durante esa temida ‘ascensión’, lo que ha enriquecido la serie con un nuevo grupo de personajes torturados.
Por cierto, acaba de ser renovada para una tercera y última temporada. Mejor no extenderse más porque es demoledoramente bella… y dura, muy dura.

Justino, un cansino

12

12 2015

Gemma Marchena. Lo de la Navidad es como el verano, que no termina de irse en Mallorca. Algún día empalmaremos y estaremos en bañador y comiendo polvorones, como los argentinos. Lo mismo pasa con los anuncios de Navidad. Empachada estoy de spots de colonias, coches y juguetes. En realidad vemos sino enormes catálogos con imágenes y sonido de regalos y en un hueco que han dejado los programadores, alguna serie o programa o película. Un cachito, lo justo para dejarme enganchada hasta la siguiente tanda. Por cierto, ¿por qué en los anuncios de colonia que se emiten hablan en francés ¿O en inglés? ¿En Francia, los anuncios tienen una voz susurrante en español? Pero si hay alguien que me saca de quicio es Justino, el cansino del anuncio de la Lotería Nacional. Justino está dibujado para dar pena, con cara de bonachón, como ese empleado buenrollista que siempre saluda cuando entras por la puerta, el que te hace la vida fácil y te pregunta por los hijos. Y resulta que se le olvida comprar el décimo que a los demás sí les toca. Reflexionemos: ¿Ustedes le darían 400.000 euros del Gordo, 320.000 tras pagar impuestos, a ese señor tan majo que no ha comprado el décimo? Que ni lo ha pagado ni te ha dicho un «oye, encárgame ese número que ya te daré el dinero». Creo que el espíritu navideño se nos ha salido de madre.

Deportes en Navidades

11

12 2015

Alfons Marí. Las televisiones sufren trasformaciones en Navidad. El espíritu es distinto al resto del año, aunque idéntico cada año, repetitivo y hasta previsible en grado superlativo. Los acontecimientos deportivos no se libran de ello. Cada año se ofrecen partidos de fútbol entre selecciones nacionales de naciones no reconocidas o de clubes no existentes. El gesto parece responder al espíritu generoso de Navidad: lo que no es posible todo el año, en normalidad, lo es esas fechas. Claro que el resto de deportes cae en lo mismo, porque al enfrentarse, los atletas dejan de lado la llamada ‘competición’ para tomárselo todo con humor y bonachonería. En realidad, lo que sucede es que no se juegan nada, así que pueden distraerse con bromas y payasadas en un clima extraño que convierte esos eventos en algo irreal. Otros presentan los espectáculos como si fueran excusa para causas benéficas, a menudo con el ingrediente de ver en acción a famosos nada deportistas. Ante tanta metamorfosis, uno se pregunta si no será que en navidades lo único que cuenta es tomarse vacaciones, desconectar, consumir y comer suculentos y copiosos manjares, con lo cual las programación de eventos deportivos no es más que una ocasión para echarse unas risas de sobremesa.