El infiltrado paciente

28

02 2016

Urko Urbieta. Un guión solvente, que adapta con éxito la novela de John Le Carré;  una dirección exquisita de la oscarizada Susanne Bier (En un mundo mejor), que aprovecha su holgado presupuesto para mostrarnos en un solo episodio exteriores de hasta tres países diferentes, y un reparto muy solvente. El primer capítulo de The night manager, que se rodó parcialmente en Mallorca el pasado verano, no tiene nada malo. Maneja a la perfección las dosis suficientes de intriga para mantener enganchado al espectador y deja para los siguientes episodios el desarrollo de personajes. Sin duda, es un inicio prometedor. The night manager explora la historia de Jonathan Pine (Tom Hiddleston), reclutado por el servicio de inteligencia británico para infiltrarse en el círculo de confianza de un peligroso traficante de armas (Hugh Laurie), con el que tiene una historia pasada. Lo que más me ha llamado la atención de la ficción es su tratamiento cinematográfico –los ‘travelling’ siguiendo al protagonista por los pasillos del hotel son un ejemplo– y, por supuesto, confiar en el emergente Tom Hiddleston como protagonista es todo un acierto. Derrocha carisma y tiene toda la pinta de que se toma la serie como un aperitivo hasta ser el nuevo 007 (¿recuerdan que Daniel Craig quiere abandonar). Es el recambio perfecto. ¿La serie tiene algo malo? Que en el primer episodio no veamos Mallorca y que Antonio de la Torre y Marta Torné solo tengan una frase.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.