No es otro programa de cocina

Urko Urbieta. Trepidante, ágil y muy original, por un lado; pero también un tanto egocéntrico y con cierta tendencia al manual barato de autoayuda. Así ha sido El xef, el ‘docureality’ que Cuatro terminó de emitir el domingo pasado tras 4 entregas, y que ha seguido durante dos años al conocido chef madrileño ‘Dabiz’ Muñoz.
Las promociones del espacio aseguraban que ‘no era otro programa más de cocina’. Y desde luego no nos han engañado. El xef no es un concurso culinario y, por supuesto, supera los tradicionales programas de recetas. Quiere ser algo más… y ahí el espectador puede entrar o no, si le interesa la avasalladora personalidad de este joven genio de la cocina, chef del famoso restaurante DiverXO de Madrid, entre otros.
Desde el punto de vista televisivo, el programa ha sido notable: ágil, trepidante y muy bien editado. Se notaba que había medios para producirlo y eso se ve en pantalla. Nada que objetar. Lo que en cierta manera me ha rechinado ha sido el uso de clichés y supuestas frases inteligentes: «La zona de confort me aburre», dice en repetidas ocasiones Muñoz. Esa tendencia a glorificarse me ha sacado de mis casillas en más de una ocasión. Aun así, y pagando ese peaje de exaltación del personaje, he disfrutado de sus platos, sus viajes y su forma de ver la cocina. Su visión del mundo me sobraba, pero nadie es perfecto…

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

08

02 2016

La publicación de comentarios está cerrada.