Revilla

Emili Gené Vila. Como decían del chorizo: qué maravilla. Nos lo encontramos en las teles rajando, sin que el entrevistador o el moderador puedan evitar el aluvión de datos, anécdotas y frases célebres. Revilla necesitaría un programa a lo Chávez para despacharse cada día a gusto, y todavía se le quedaría corto. Las normas europeas no escritas prescriben un ‘Haló presidente’, con lo que solo le queda la gira por canales y emisoras de radio. Lo suyo son los medios, las redes, los focos. Presume de tener seis o siete veces más seguidores que Rajoy en Twitter, y no me extrañaría que si le diese por un estímulo a lo Paco León («si llego a tres millones de fans cuelgo una foto mía desnudo», por ejemplo) la audiencia petaría. Revilla ha aparecido la semana pasada en La Sexta Noche y en El hormiguero. Pero no se limita a Atresmedia porque igual podemos toparnos con él en Mediaset o cualquier otra frecuencia empresarial. Pablo Motos renunció a los papeles y al guión, y tuvo que conformarse con seguirle el ritmo y reirle las gracias. Iñaki López, acostumbrado a lidiar con Marhuenda o Inda, pudo embridar al potro Revilla con más éxito. Revilla, todo un espectáculo que crece al ritmo de la corrupción ajena.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

29

02 2016

La publicación de comentarios está cerrada.