Con los bártulos a otro sitio

Urko Urbieta. Si me voy de TVE, no es por dinero». Esto es lo que aseguraba hace unos días Bertín Osborne, cuando le preguntaban sobre su posible separación de la cadena pública, al tiempo que era vox pópuli su coqueteo con la competencia. Pues bien, tras conocer ayer la noticia de su súper contrato con Mediaset –no tiene otro nombre, es una pasta lo que se va a llevar–, le digo al cantante de rancheras: ¡tururú!
Playboy en horas bajas, señorito andaluz de familia bien de toda la vida y comediante de medio pelo, lo que nadie puede negar a Bertín Osborne es que tiene, como se dice comúnmente, una flor en el culo. Tras sonoros éxitos en la época de Telecinco con las Mama Chicho, con programas como Contacto con tacto, y en A3 con Lluvias de estrellas, los últimos años se había refugiado en Canal Sur y en Intereconomía, hasta que TVE llamó a su puerta, o él a la de la Pública, no lo tengo claro, para presentar En la tuya o en la mía. El triunfo fue instantáneo, y aunque Osborne no ha sido el secreto del éxito del espacio, sino el guión, la realización y algún que otro invitado de interés, el presentador ha sabido aprovechar ‘la marea’. Alegando que RTVE solo le había encargado cinco entregas más y que no había tiempo de planificación, se marcha a Mediaset por un sueldo de 240.000 euros por programa, más bonus… es decir, casi 10 millones en dos años. Pobrecillo, nos tiene que dar pena y todo…

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

18

03 2016

1 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. 1

    Totalmente de acuerdo. Como en mi blog semanal hago mención a los dichos y hechos, diré que ‘de bien nacidos es ser agradecidos’ y por lo tanto si siendo un cantante mediocre (bala más que cantar) y un presentador lo mismo, aunque reconozco que evidentemente de los más simpáticos que hemos tenido, si tienes un programa que te han conseguido ser ‘estrella’, no lo estropees por dinero y sigue con la misma cadena, pues tanto el horario que te han puesto y el hecho de no tener anuncios (una bendición) y la propaganda que te han dado a tus conciertos malísimos, vale la pena seguir con ello y que te renueven en esa misma cadena. Ya verás como en según qué cadenas, las personas que te siguen, que evidentemente no son jovencitos, es decir, son de la misma quinta que yo, no aguantamos tanto anuncio y nos vamos a la cama tempranito y te cortamos a mitad de entrevista. Otro refrán de los que tanto me gustan: la avaricia rompe el saco guapetón Bertín.