Se nos pasa el arroz

Gemma Marchena. Cuenta Paula Vázquez que la tienen vetada en televisión. Tiene un abultado currículum como presentadora de programas como El Euromillón, Fama ¡a bailar!  o Pekín Express, pero ahora no encuentra un hueco. Vázquez se lamenta de que ya ha sobrepasado la barrera de los cuarenta y además, no hay programas de entretenimiento que sean conducidos por mujeres. Todas estas amargas declaraciones llegan justo cuando está haciendo de imagen de clínicas de fertilidad, al mismo tiempo que confiesa que ha congelado sus óvulos esperando el momento oportuno. Paula Vázquez está en el mismo instante vital que muchas cuarentonas que de repente se han visto expulsadas del mercado de trabajo por veinteañeras, mientras ansían una maternidad que han pospuesto hasta el límite que le permite la biología. En el lado contrario se encuentra María Teresa Campos, incombustible ante la cámara y lideresa de una saga que se perpetúa en los platós. El caso de Vázquez es el contrario de la actriz Jennifer Lawrence: con 25 años, interpreta todos los papeles femeninos que se le ponen delante. Aunque en realidad deberían ser madres de familia numerosa que rozan la cincuentena. No importa: las tersas carnes de la Lawrence arrebatan los papeles de adolescentes a mujeres de mediana edad.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

19

03 2016

La publicación de comentarios está cerrada.