Más que una serie de zombis

Jennifer Munar. Fear the Walking Dead es el ejemplo perfecto de que de las cenizas de una producción muerta (la propia The Walking Dead), puede resurgir otra mucho más fresca. Algo así como el ave fénix de la televisión. Fear the Walking Dead lleva ya tres episodios de su segunda temporada, y no ha bajado el listón en lo más mínimo. Mientras su alma mater continúa ofreciéndole al espectador más y más de lo mismo (tramas con engaños tan cantosos que incluso son un insulto y muertes sin ton ni son), el spin off se muestra más sereno, y trata de centrarse en la decadencia de la moral humana ante el Apocalipsis. Hay muertes y hay zombis, claro, pero no son el ingrediente principal. En esta segunda temporada, los personajes se lanzaron al mar con la esperanza de que fuera más seguro, pero no han tardado en darse cuenta de que no es así. Los muertos no saben nadar pero, como ocurre siempre, no es a ellos a los que más se debe temer. Por el momento Fear the Walking Dead se preocupa de desarrollar a sus personajes, algo que su predecesora olvidó hace años. No duden en darle una oportunidad, no es solo una serie de zombis.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

28

04 2016

La publicación de comentarios está cerrada.