Fiscal retrógrada

Neus Aguiló. Más vale tarde recogió la noticia del caso de Rita Maestre, portavoz del Ayuntamiento de Madrid, que fue juzgada por participar en una protesta feminista en la capilla de la Universidad Complutense en 2011. La afectada, que años atrás irrumpió en el espacio de culto y se quedó en sujetador, presentó un recurso contra la sentencia que la condena a pagar  una multa por un delito contra los sentimientos religiosos. Al margen de estar o no de acuerdo con la sentencia, lo que dejó con los pelos de punta a los espectadores y a los colaboradores de Más vale tarde fueron las afirmaciones de la fiscal, quien se ha opuesto al recurso presentado por Maestre: “Es obvio que las señoritas están en su derecho de alardear de ser putas, libres, bolleras o lo que quieran ser, pero esa conducta realizada en el Altar (…) implica un ánimo evidente de ofender”. Esas fueron las palabras de la fiscal Marisa Morando, más propias de una mente medieval que de una mujer del siglo XXI. ¿Puta? ¿Bollera? La poca profesionalidad e independencia de Morando ha quedado más que clara; tal vez no haya asimilado todavía que la Santa Inquisición dejó de existir hace ya algunos siglos. ¿Cómo es posible una actitud tan machista y homófoba?

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

10

05 2016

1 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. manumenorca #
    1

    … no sólo eso, de su perorata se deduce que da por buena la existencia de seres imaginarios suprahumanos y de elementos mágicos a los que la población debería reverenciar… eso tampoco es admisible.