Miguel

23

05 2016

Emili Gené. Eran otros tiempos. Tan lejanos que para los que no los han vivido e incluso para muchos de los que estábamos ahí resultan prehistóricos. Un solo canal, sin mando a distancia y con pantalla en blanco y negro. Toda la familia (en ocasiones, todas las familias de la finca reunidas en la única casa que tenía tele), toda la ciudad, toda España viendo lo mismo a la misma hora: no se me ocurre otra imagen más gráfica para definir una dictadura. Ahora vivimos otra dictadura, la de la moda y el consumo, porque así es la vida, el poder cambiando de manos y rostro. Pero hoy sería imposible la fabricación de un mito como Miguel de la Quadra-Salcedo. Corpachón atlético, voz de gigante y bigote de aventurero. Eran los tiempos de Iñigo, Hermida, Ibáñez Serrador, Lazarov, Uribarri o Féliz Rodríguez de la Fuente. Miguel fue algo así como el sucesor de Félix, desaparecido prematuramente tras dejarnos documentales siempre en primera persona que todavía hoy rezuman carisma. Eran los tiempos de la tele abierta al mundo para ser contemplado con mirada provinciana y agradecida. Los pioneros suelen ser solitarios y egocéntricos, después de Félix y Miguel las teles están pobladas de supervivientes de saldo.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.