Cuestión de ritmo

Emili Genè. A veces comparo ‘Dues voltes’ con otros programas del género. No con los ‘late night shows’ que hacen Buenafuente y demás monstruos sino con espacios más corales que combinan información y debate. PuntCAT, El objetivo, La Sexta Noche, 24 horas… Y ‘Dues voltes’ siempre sale bien parado, no solo porque sea más cercano que los de canales estatales sino por el estilo que ha sabido darle desde sus principios y mantener día a día. Me gusta por ejemplo que las discusiones no salgan de madre. El tira y afloja en torno a la ampliación del puerto del Molinar hubiese podido derivar en una batalla campal. Y es verdad que hubo fuego cruzado entre los partidarios y adversarios del proyecto pero sin salirse de las reglas del juego. Es difícil albergar temas polémicos y conservar una cierta etiqueta. Algo parecido sucede cuando debaten los portavoces de los partidos: ni siquiera llega a desentonar la vehemencia de Margalida Prohens. Mérito sin duda de Neus Albis, alejada de cualquier protagonismo. Conexiones en directo, cara a cara entre dos clásicos y las lecciones magistrales del ínclito. No se me ocurre una fórmula que dé tanto en menos de una hora. Moderación mallorquina a ritmo global.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

13

06 2016

La publicación de comentarios está cerrada.