Archivo de julio, 2016

Polémica en Mediaset

19

07 2016

Neus Aguiló. La noche del pasado jueves en la que se produjo el atentado de Niza, Mediaset optó por seguir emitiendo tanto Supervivientes como los capítulos de CSI. La decisión fue no interrumpir las programaciones de Telecinco y Cuatro para dar paso a la cobertura del terrible suceso. Sandra Barneda aportó su opinión sobre la polémica en la que se vio envuelto el grupo. La conductora de Supervivientes aseguró que hubiera parado la emisión del reality pero no le competía a ella tomar esa decisión. Mediaset se excusó y declaró que no se deseaba angustiar a los espectadores porque los datos con los que contaban en esos momentos eran todavía muy confusos y la información llegaba con cuentagotas. Qué quieren que les diga, pero ante unos hechos de tal envergadura, lo lógico era informar a la audiencia. Algunos dicen que la presentadora tenía que haber cerrado la boca; otros aseguran que le va a costar caro haber dado su opinión. No sé ustedes, pero yo estoy de acuerdo con la periodista, las cadenas que no alteraron su programación para informar sobre lo ocurrido no hicieron lo correcto. Una vez más, se le ha visto el plumero a Telecinco.

Turquía

18

07 2016

Emili Gené Vila. Todos pendientes de la televisión. Bueno, Mediaset consideró que su ‘De Luxe’ debía seguir tal cual y apenas interrumpió el poli sobre el tamaño de Lequio. Fiel a su lema de limitarse a informar con el que se desmarca de La Sexta acusándola de querer manipularnos, dedicó unos minutos de cortesía al golpe de Estado en Turquía que las otras cadenas seguían en directo. La más generosa, TVE, por aquello de no depender de las urgencias publicitarias. El canal 24 Horas hizo infinidad de conexiones y entrevistas, sin prisas y con ganas de repetir el éxito mediático de cuando la masacre en París. Otra vez Mediaset aclarando lo que entiende por información: que no pare el espectáculo. Casi 200 muertos y 3.000 detenidos en un país miembro de la OTAN (casi 40 años antes de que ingresara España) que emitía al mundo imágenes en directo de las movilizaciones populares desde un canal privado ya que la televisión estatal había sido tomada por el ejército golpista. Un país clave en la gestión de la crisis de los refugiados pero también en el mercado turístico del que depende la economía española. Pero no, informar es cubrir las revelaciones de la Hormigos y seguir el debate moderado (es un decir) por la Patiño. Olé.

La familia bien, gracias

17

07 2016

Urko Urbieta. Es época de calor, vacaciones y, por supuesto, rebajas en las parrillas televisivas. Me cuesta decirlo, pero El secreto de Adam, la nueva ficción que ha estrenado esta semana Telecinco, podía haber sido buena, pero flaquea en su resultado. La premisa de The family, perdón, que aquí Mediaset ha decidido rebautizarla como El secreto de Adam, es interesante: Adam se pierde una tarde, pero diez años después reaparece y regresa con su familia, solo que no todo el mundo está seguro de su identidad. ¿Es aquel niño que alguien se llevó? La cosa se complica porque un agresor sexual fue condenado por su secuestro y asesinato… Hasta aquí lo bueno, ahora vayamos a por lo malo. Y es mucho. No negaré que el primer episodio resulta verdaderamente intrigante. Pero este tipo de series siempre terminan fallando porque una buena premisa sin un buen desarrollo resulta un desastre: piruetas de guión, misterios que no se cierran sino que se expanden aún más… todo bajo una dirección de telefilme barato. Lo único destacable de la serie, que ha sido cancelada tras 12 episodios –¡y con final abierto! Queden avisados– es su protagonista, la tres veces nominada al Oscar Joan Allen. Una lástima que su debut en televisión no esté a la altura de su talento.

Se está mejor en la playa

16

07 2016

Margalida Ramis. El nivel de la parrilla televisiva baja de forma considerable a la par que aumentan las temperaturas. Tengo que reconocer que hace días que ni la enciendo. Y es que en esta época del año, la oferta de ocio es tan amplia que hay muchas más opciones que quedarse delante de la tele. Además, la mayoría de programas y series se van de vacaciones y, por parte de las cadenas, es muy recurrente emitir repeticiones o cualquier película para pasar el rato. Y es que es difícil captar la atención del telespectador en verano. Sin embargo, y dejando al margen los informativos, siempre nos quedarán los programas del corazón. Nunca descansan y ahora están más ocupados que nunca a la caza de famosos de vacaciones. Pero su nivel también se ha deteriorado, incluso el de sus protagonistas, que en muchas ocasiones ya nadie sabe a que se debe su fama. No es de extrañar, ante este panorama, que los telespectadores prefieran apagar la televisión e irse a la playa, o a la piscina, o a tomarse un helado. Cualquier plan veraniego es mucho más interesante. Incluso para saber donde se van los famosos de vacaciones, es mejor seguir su Instagram y leer sus propios comentarios.

De misterio en misterio

15

07 2016

Javier Jiménez Díaz. TVE estrenó la versión americana de la que fuera una serie española de cierto éxito Los Misterios de Laura, interpretada entre 2009 y 2014 por María Pujalte, y que tras tres temporadas fue cancelada. En otras palabras: TVE ha apostado por una historia versionada en EEUU como no apostó por la serie original. A favor de esta maniobra poco entendible, hay que decir que The Mysteries of Laura es una buena apuesta para las noches de verano y con cierto interés de comedieta diferente en cada capítulo, con un tono humorístico moderado, que ha amenizado las noches de junio y está haciendo lo mismo con las de julio. O al menos lo pretende. Sin embargo, lo malo de la versión americana es que casi todo lo que ha adaptado de la original es malo. Los misterios son malos, las historias personales son malas y la supuesta gracia de Laura y de la serie deja mucho que desear. No funciona nada. ¿No hubiera sido mejor apostar más por la serie española y dejar de gastar presupuesto en emitir estas cosas? El remake americano tuvo terribles críticas en su estreno en EEUU hace un par de años y tras dos temporadas fue cancelada. Cada jueves se puede comprobar.

La fiebre Pokemon

14

07 2016

Jennifer Munar. Me sorprende encender la televisión y ver que en ninguna cadena están echando Pokemon en bucle las 24 horas del día. Todo aquel que esté presente en alguna red social, o incluso que lea los periódicos de papel de toda la vida, sabrá por qué lo digo: hemos regresado a los años 90 y Pokemon vuelve a estar de moda. ¿La razón? Un juego para el móvil que invita a los usuarios a cazar ‘pokemons’ en su propia ciudad. Es cierto que capturar un Caterpie en plena Seu tiene cierto encanto, no me digan, pero la verdad es que para la mayoría de los que crecimos en la fabulosa década de los 90, Pokemon empezó siendo sólo una serie de dibujos animados. Una en la que un niño de edad indeterminada se ponía como misión recorrer el mundo para capturar a todos los ‘pokemons’ existentes. La ficción animada dejó momentos icónicos como la liberación de Butterfree, probablemente uno de los momentos más tristes de la historia televisiva. El ilusionante Pokemon marcó a toda una generación y el que diga lo contrario es porque prefería ver Digimon. La fiebre ‘pokemista’ ha vuelto con fuerza y ahora es más real que nunca gracias a las nuevas tecnologías. ¡Hagámonos con todos!

Etiquetas: ,

La televisión en verano

13

07 2016

Nacho Jiménez. No hay nada más aburrido que la televisión en estos meses de calor. Con algunas excepciones, las cadenas de televisión aprovechan el verano para colocar en la parrilla productos que tienen guardados en un cajón sin grandes expectativas. Si bien es cierto que, a veces, algunos de estos productos han despuntado y fueron éxitos arrolladores, como el caso de El chiringuito de Pepe, con Santi Millán, que luego Telecinco destruyó mareando a los espectadores con cambios de día y de hora, una pena, sí. También es el momento de probar suerte con ficciones USA, sobre todo dirigidas a un público joven, como Arrow o The Flash, o Embrujadas o Buffy, cazavampiros en su momento. Las cadenas no se han enterado aún que el sector joven no ve la tele en la tele, la era digital es ajena para muchos, o eso parece. Mientras tanto, Telecinco culminó ayer la presente edición de Supervivientes, –cuando lean estas líneas ya se conocerá el ganador, título que seguro estará entre Mila Ximénez y Yola Berrocal, quin cuadro–, y todo apunta a que este año no tendrán reality veraniego –Campamento de verano y Pasaporte a la isla fueron verdaderos esperpentos, así que mejor–. Siempre nos quedarán las plataformas digitales…

Olvido

11

07 2016

Emili Gené Vila. Pues ha llegado julio y los chiringuitos de debates han cerrado casi todos. Durante dos meses los telespectadores pasan de política, opiniones y noticiarios de autor. En su lugar, refritos del curso que ha acabado, por si acaso sintoniza algún fan alérgico a la playa. Por contra, los de Mediaset están que se salen. Sale Mercedes (y entra JJ) de GH. Sale JJ de Sálvame, el mismo ‘De Luxe’ en que se despide Rosa Benito. Pesos pesados, todos, siempre en el candelabro que diría la Mazagatos. Lo que importa es que hablen de uno, aunque sea bien, repetía Cela, y Telecinco explota esta estrategia. Este sábado JJ reunió en un programa dos morbos de primera división: Rosa que lo deja ahora provisionalmente como siempre, y Olvido Hormigos que regresa provisionalmente como no recordábamos. Pasó hace tres años, pero qué importa en el reloj de estas divas. La trajeron al poli para jugar a no decir con qué famoso casado se había estado acostando hace un tiempo. Morbo y suspense administrados con generosidad para convertir una declaración desfasada en exclusiva que paralizaba España. Mientras Olvido dejaba que la Patiño patinase, el hashtag #olvidodesliz explotaba: 11 mil tuits en minutos. ¿Quién quiere política?

‘Quítate tú pá ponerme yo’

10

07 2016

Urko Urbieta. La adaptación televisiva de La catedral del mar, el ‘bestseller’ de Ildefonso Falcones publicado en 2006, se está convirtiendo en un hervidero de noticias casi diarias. El problema es que la miniserie que algún día, puede, si hay suerte y los astros están bien alineados, estrenará A3, parece estar quedándose anticuada antes de rodar una sola escena. La preproducción que está llevando a cabo Diagonal (Isabel) da para culebrón diario. Puente Viejo se queda en nada, en comparación. Todo hay que decirlo, la empresa de plasmar en imágenes la novela, que narra la historia de la Barcelona del siglo XIV, con el nexo de unión de la construcción de la iglesia de Santa María del Mar, es ambiciosa y harto complicada. Desde 2012, fecha en la que se anunció a bombo y platillo la miniserie, han pasado unos cuantos actores por el proyecto. Por ejemplo, Quim Gutiérrez iba a dar vida a Arnau Estanyol, protagonista de la novela, bien acompañado por Silvia Abascal y Megan Montaner. Pero en 2015 el actor catalán caía del reparto por problemas agenda para que entrara el menos interesante Yon González, que esta semana ha dado paso a Aitor Luna, su propio hermano. A su vez, Megan Montaner también se ha despedido para entrar Andrea Duro. Y de Michelle Jenner, que también ha sonado, nunca más se supo. Un fer la mà.

¡Un brindis por Paquita Salas!

09

07 2016

Gemma Marchena. Como dicen por Twitter, esa corrala digital llena de cacareos: «La mejor serie española no se ve en televisión». Paquita Salas se estrenó en internet, el miércoles en Atresmedia, y se convirtió en trending topic (para los nacidos antes de 1980, significa que en Twitter hablaron muchísimo de Paquita y, encima, bien).
Paquita Salas está interpretada por un actor, Brays Efe, que encarna de maravilla a una señora de mediana edad, rotunda y enorme, tanto en tamaño como fondo. Encargada de representar a actores españoles, es la trastienda de ese glamour patrio. Se bebe el vodka de la botella mientras prepara una alfombra roja donde se colará una actriz de tercera; o se come un bocata de calamares, al mismo tiempo que presume de construir a Macarena Rey desde cero: «Tú júntate a mi lado y tendrás éxito» es el lema de Salas, con aspecto de señora de provincias. Glorioso el primer capítulo en el que aparece vestida de manera horrorosa para ir a una boda, mientras su gran amor profesional le está dando largas… Como contrapunto, su asistente es delgada y de voz apocada, que promete que nunca más se olvidará del e-mail en la carpeta de correo no deseado. Paquita Salas es zafia, gritona y glotona, pero también amorosa. Recoge el espíritu costumbrista de Almodóvar, antes de que cayera en el aburrimiento y el estudiado diseño de interiores de sus últimas películas.