Archivo de agosto, 2016

Las insustanciales

22

08 2016

Urko Urbieta. Me resultaba difícil creer que María Teresa Campos y Telecinco se iban a poder marcar un Kardashian en toda regla, o al menos el añorado Alaska y Mario, con su docureality/experimento/’no se sabe muy bien qué’ que finalmente ha resultado ser Las Campos, el día a día de la periodista y su incombustible Terelu. Ni chicha ni limoná. El primer programa se puede resumir en comida, comida y más comida. Si su vida se reduce a lo que hemos visto durante hora y media, apaga y vámonos. Las Campos son el colmo de la insustancialidad. Lo más llamativo de este espacio es que ha terminado siendo el reality de Terelu y de sus kilos de más. El resto importa poco, incluso María Teresa, sorprendentemente. Y supongo que esa no era la intención del espacio. ¿Interesa? No mucho. ¿Funciona? Pues depende de para quién. Tiene frases para enmarcar como ‘Si bebiese menos, estaría más delgada pero menos feliz’, o escenas como la de Siri llamando a Terelu ‘mamichula’. ¿Es suficiente? No. En Las Campos llegamos a ver escenas más o menos íntimas de la comunicadora: esperando que la sufridora María, la asistenta, le traiga el desayuno, bañándose en su espectacular piscina –¡ay, qué piscina!– o haciendo gazpacho. Pero repito, la siempre secundaria Terelu se adueña de los mejores minutos. Su personaje es la estrella total de este fallido experimento.

Medallas para todos

22

08 2016

Gemma Marchena. Ando fascinada con los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, para no perder la costumbre de cada cuatro años. No hay nada como poner el canal Teledeporte y acabar viendo un emocionante partido de waterpolo femenino, algo que no haría en otra época del año. Igual de fascinante que el hockey sobre hierba, halterofilia o tiro con arco. Da igual que desconozca las normas básicas de cualquier disciplina que se me ponga por delante: para subsanar las dudas ya están los sabios locutores, que todo lo saben. Para alguien que no sigue el deporte, pero lo que se dice ninguno, en estas tres semanas me empapo hasta el hartazgo. No dudo en quedarme hasta las tantas viendo brincar a las chicas de la gimnasia deportiva, tan pequeñas como poderosas. De paso, te vas enterando de las historias de superación, como la de Simone Biles, una diminuta norteamericana que es todo músculo y purpurina, de madre alcoholizada y criada por sus abuelos. Y mientras tanto, van cayendo deportistas que han entrenado durante años para perderlo todo en un minuto. Se ven sus lágrimas furtivas, el cansancio en los músculos hiperdesarrollados, la obsesión de la perfección que justo esa noche les estaba vedada… Y que cansada se siente una cuando percibe todo ese esfuerzo mientras estoy sentada en el sofá.

Resiliencia en Río

19

08 2016

Javier J. Díaz. En apenas dos días se clausuran los Juegos Olímpicos de Río 2016, tras 17 jornadas en las que atletas y aficionados al deporte han disfrutado de todas las disciplinas olímpicas, en directo o desde la distancia, salvando la decepcionante realización brasileña y la desafortunada cobertura de RTVE llena de diferidos estrella y caos organizativo. A pesar de todo, la ceremonia de clausura que veremos en España la madrugada del próximo lunes promete. La escenógrafa Rosa Magalhaes, reconocida por su trabajo como directora de las mejores escuelas de samba del Brasil, va a poner toda la creatividad en el Estadio Olímpico a base de alegría, música y humor.
El evento de clausura promete por eso mucha samba y aires de carnaval que ayuden a olvidar lo que menos ha gustado de estos JJ OO y, por supuesto, que dejen un buen sabor de boca a los que quieran despedirse de un evento deportivo que ha sido criticado por la desorganización no propia de la magnitud del evento.
La realización brasileña, que no ha estado a la altura de esta cita, tendrá su oportunidad de conseguir su propia resiliencia para dejar un buen sabor de boca en los televidentes que han seguido la señal de las Olimpiadas.

‘Scream’, tu tarea era simple

18

08 2016

Jennifer Munar. Con la llegada del final de temporada de Scream todas las esperanzas de que la serie causara algún tipo de impacto han saltado por la borda. No hacía falta demasiada intuición para descubrir quién era el asesino desde el principio (personalmente llevo sospechándolo desde la temporada pasada) y encima no hemos disfrutado de muertes espectaculares. En realidad, no hemos disfrutado de demasiadas muertes. Digo yo que ya que el factor sorpresa estaba eliminado desde el inicio, por lo menos podrían haber ofrecido un buen entretenimiento. A Scream ni siquiera le pedimos coherencia o buenas interpretaciones. Le perdonamos que a las protagonistas se les haga de noche yendo a casa de un vecino del pueblo, que el asesino parezca disponer de fondos infinitos para trazar sus planes o que los padres de los adolescentes sean los más irresponsables de la historia. Ignoramos incluso que los actores tengan menos registros interpretativos que una pared. Al final, su tarea era simple: ser un buen slasher. Lamentablemente la ficción no ha sido capaz de estar a la altura y por eso la próxima temporada sigue en el aire, aunque Netflix podría decidir rescatarla.

Etiquetas: , ,

Ser un ‘supersingle’

17

08 2016

Nacho Jiménez. Cuando un joven cantante decide presentarse a un concurso al estilo Operación Triunfo o La Voz, lo que espera, quiero pensar, es hacerse un hueco en el mundo de la música. No es necesario ser Adele para sentirse realizado como artista, todo tiene su hueco y su público. Eso sí, si a uno de esos jóvenes le dijeran que su futuro es cantar en el programa de María Teresa Campos, creo que saldría corriendo. El programa de fin de semana de Telecinco, ¡Qué tiempo tan feliz!, cuenta con la actuación semanal de su propio grupo, Los supersingles. Una cuestión, si alguien conoce la razón para llamarse así, que me lo diga ya, por favor… Ser un ‘supersingle’ no es moco de pavo, lo primero de todo es aprenderse los clásicos de la canción española, desde Massiel a Julio Iglesias, pasando por el repertorio de diferentes tonadilleras, una tarea nada fácil. Lo segundo, da igual que seas el ganador de Operación Triunfo, no puedes ir ‘de guays’ y negarte a ser un ‘supersingle’, hay que pagar facturas. Tercero, no hay que temer a perder la dignidad. En fin, de un grupo que se nutre de juguetes rotos no puede salir nada bueno, pero qué más da, lo importante es cantar.

Programación estival

16

08 2016

Neus Aguiló. Llevaba ya muchos días sin encender el televisor pues hay cosas más interesantes que hacer en vacaciones. Al regresar de un corto viaje, decidí ponerme al día y en ‘La Mañana’ de la 1 hablaban de si habrá o no gobierno y de las famosas seis condiciones que exige Albert Rivera al Partido Popular para facilitar la investidura a Mariano Rajoy. Condiciones a las que muchos han recriminado poca consistencia y ausencia de menciones al empleo, la sanidad o la educación. En la franja vespertina, en ‘Más vale tarde’, más de lo mismo. Tampoco me libré el fin de semana de oir la advertencia de Rajoy de que, si hubiera terceras elecciones, la imagen de España en el extranjero quedaría seriamente dañada. Qué miedo (¿esa es una razón de peso para que sea presidente otros cuatro años?). La isla, aunque al límite de su capacidad, tiene infinidad de rincones en los que perderse en temporada estival, mucho más atractivos que escuchar a tertulianos debatiendo sobre si es más conveniente un gobierno en minoría o unas terceras elecciones. Me prometí a mí misma no encender la tele unos días más y también seguir leyendo ‘28 días’, de David Safier, una lectura sin duda más interesante y enriquecedora que la programación televisiva estival.

Etiquetas: , ,

Series francesas

16

08 2016

Emili Gené. Dígame un título de serie francesa. Vale, ‘Les revenants’, una historia de zombies bien distinta a las producidas en EEUU ya que trata de resucitados. Muertos que de golpe reaparecen sin saber por qué ni de dónde vienen, con el consiguiente desbarajuste entre familiares y amigos. Una serie del 2012 que conquistó a la audiencia por la intensidad de la trama y el suspense que nos atrapa. Un pueblo francés, escenario de un fenómeno paranormal contado con nervio, entre realista y trascendental. Buena serie. Pero dígame otra serie francesa. Cuesta. Conocemos series nórdicas, inglesas. Pero, ¿italianas, francesas? Nuestros vecinos geográficos son unos extraños en materia de series. Pronto no será así. Llega a Cuatro ‘Los desenterrados de Treport’, una miniserie que recuerda en algunas cosas a ‘Les revenants’. Va de un pueblo donde de repente aparecen cadáveres desenterrados y la consiguiente investigación para pillar a los profanadores de tumbas. Por su parte, La 1 anuncia otra serie francesa, ‘Última oportunidad’. Otra miniserie pero que poco tiene que ver con lo sobrenatural. Historia policíaca de ritmo trepidante con muy buena pinta. Estrenos a la vista.

Y ahora qué…

16

08 2016

Urko Urbieta. En plena semana de efervescencia olímpica, La 2 ha apostado por estrenar una serie de documentales deportivos: Nadia Comaneci, la gimnasta y el dictador, que repasa la trayectoria de la deportista de ‘los 6 dieces’ y su relación con la familia del dictador Nicolae Ceausescu, así como Del podio al olvido, que se acerca a la vida cotidiana de un grupo de deportistas españoles que en su día fueron considerados héroes. El primero es muy interesante, el segundo es imprescindible. Lo primero que hay que decir del documental sobre Nadia Comaneci, la mítica gimnasta rumana de 15 años que se convirtió en la reina de los Juegos de Montreal 76, es que ha participado personalmente poniendo la voz en off y, supongo, dando el visto bueno al reportaje. Quizá por eso menciona de pasada su intento de suicidio, por ejemplo. Aún así, para cualquier seguidor de la Comaneci y de la gimnasia artística, es un documento perfecto que repasa gran parte de la historia de esta disciplina. Mientras, el documental Del podio al olvido muestra, seguramente, algunos de los testimonios más realistas sobre el día a día de muchos deportistas de élite retirados. Para la mayoría, volver a la ‘vida civil’ fue algo traumático: Carolina Pascual, Leire Iglesias o Jordi Llopart, entre otros, se llevaron la gloria, pero luego tuvieron que seguir con su vida. Hay que verlo.

Humor sólido

16

08 2016

Alfons Martí. El programa Cómo nos reímos es un acierto. Una especie de oasis en un desierto de aburrimiento y esterilidad creativa. El humor en acción de Eugenio, Martes y Trece o Gila irrumpen en la pantalla cual ave fénix, demostrando que la ironía y la imaginación no conoce épocas y resiste modas y barreras generacionales.
Acostumbrados a oír hablar de personajes del pasado reciente solo por tristes detalles biográficos o cotilleos, este programa se eleva hasta la decencia televisiva, permitiendo ver en acción fragmentos de creatividad perenne. Entre estas figuras serias del humor y el vacío intento de ser graciosos hay diferencias: los Gila y demás pueden darnos que pensar utilizando recursos que nos hacen reír siempre porque hablan de la experiencia humana y no usan humillaciones ni recursos feos basados en estereotipos devaluadores. El sentido común de estos artistas era el fundamento de sus construcciones humorísticas. La guerra, la amistad, las pasiones humanas, las tristezas y alegrías, todo lo verdaderamente universal era la diana de sus ingenios.  Uno se ríe con ellos porque su humor nos permite tomar distancia con las realidades y durezas de la vida. Y si nos hacen reír ahora como a anteriores generaciones es porque somos igualmente humanos. El humor es algo muy serio. A veces inconformista y perenne.

Café en vena

12

08 2016

Jennifer Munar. La existencia de Netflix es casi un milagro en verano, cuando la oferta televisiva de calidad es prácticamente inexistente. La plataforma online permite no solo aventurarse en nuevas series, sino también ver algunas de nuestras favoritas por enésima vez. Este verano tiene una vencedora, Las chicas Gilmore, que estrenará pronto una nueva temporada casi diez años después de haber finalizado. Esta octava temporada llegará a Netflix el próximo 25 de noviembre y contará con cuatro episodios de hora y media de duración, uno por cada estación del año, en los que podremos ver lo que ha ocurrido en las vidas de Lorelai y Rory Gilmore durante esta década. Aunque habrá un par de ausencias notables, como la de la actriz Melissa McArthy, que no pudo hacer un hueco en su calendario laboral, o la del actor Edward Herrmann, que interpretaba al patriarca de la familia, y que falleció hace un par de años de un cáncer, la mayoría de los habitantes del pueblo de Stars Hollow regresará con sus rarezas y peculiaridades. Las chicas Gilmore sorprendieron desde su estreno por la velocidad de sus diálogos y por su gran capacidad para ingerir café a todas horas, y lograron ganarse el afecto de todo el que las escuchara conversar durante más de un minuto. Ahora solo queda ver si los años no les han pasado factura y siguen tan habladoras como siempre.