Pesadilla olímpica

Javier J. Díaz. Los Juegos Olímpicos son el sueño de cualquier amante del deporte y de la televisión (y si es posible que esté de vacaciones). Los aficionados llevan casi una semana de locura con varias competiciones deportivas solapándose a un ritmo infernal, desde primera hora de la tarde hasta la madrugada. Y queda aún otra semana larga para disfrutar de este sueño, ¿o pesadilla? La cobertura de RTVE estos días ha sido deficiente, y muy mejorable, si tenemos en cuenta que la televisión pública no es la primera vez que transmite un evento de estas características.  ¿La razón? Varios puntos injustificables. La pública está utilizando básicamente La 1 y Teledeporte, en un baile de trasvases de una a la otra que no hace otra cosa que marear a los espectadores, con muy poco criterio. Además, se están tomando decisiones absurdas, como poner partidos enteros mientras deportistas españoles juegan finales o encuentros importantes al mismo tiempo. Para colmo, entre corte y corte, emiten en diferido eventos deportivos como si fueran en directo, menospreciando al espectador. Y por si fuera poco, los presentadores de los espacios parece que se acaban de despertar, y no paran de balbucear dando fe de lo poco que controlan el tema del que informan. Pocas coberturas deportivas de RTVE han sido tan flojas.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

11

08 2016

1 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. manumenorca #
    1

    … cierto…