Ser un ‘supersingle’

Nacho Jiménez. Cuando un joven cantante decide presentarse a un concurso al estilo Operación Triunfo o La Voz, lo que espera, quiero pensar, es hacerse un hueco en el mundo de la música. No es necesario ser Adele para sentirse realizado como artista, todo tiene su hueco y su público. Eso sí, si a uno de esos jóvenes le dijeran que su futuro es cantar en el programa de María Teresa Campos, creo que saldría corriendo. El programa de fin de semana de Telecinco, ¡Qué tiempo tan feliz!, cuenta con la actuación semanal de su propio grupo, Los supersingles. Una cuestión, si alguien conoce la razón para llamarse así, que me lo diga ya, por favor… Ser un ‘supersingle’ no es moco de pavo, lo primero de todo es aprenderse los clásicos de la canción española, desde Massiel a Julio Iglesias, pasando por el repertorio de diferentes tonadilleras, una tarea nada fácil. Lo segundo, da igual que seas el ganador de Operación Triunfo, no puedes ir ‘de guays’ y negarte a ser un ‘supersingle’, hay que pagar facturas. Tercero, no hay que temer a perder la dignidad. En fin, de un grupo que se nutre de juguetes rotos no puede salir nada bueno, pero qué más da, lo importante es cantar.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

17

08 2016

La publicación de comentarios está cerrada.