Solo apta para fans de Krypton

04

08 2016

Urko Urbieta. Me hago mayor. Lo noto cuando veo series como Supergirl, que me hubieran obsesionado ‘seriéfilamente’ hace unos años –como me pasó con Smallville–, y ahora no termino ni el primer episodio. Lo mismo me ocurrió el verano pasado con Flash, por ejemplo, otra adaptación televisiva ligerita y simplona, a la que no veo aliciente alguno. Ni la deliciosa Melissa Benoist como la protagonista, ni la todoterreno Calista Flockhart (Ally McBeal), aquí en el papel de la jefa de la heroína, me hacen cambiar de opinión. Y ellas son, con mucho, lo mejor de este nuevo intento de explotar el mundo de Superman. La serie sigue a Kara Zor-El (Melissa Benoist), una joven kryptoniana que fue enviada a la Tierra para proteger a su primo, Kal-El-Superman. Pero algo sale mal y llega mucho más tarde a la tierra, cuando su leyenda ya es muy grande. Pocos ‘peros’ tiene el primer episodio de Supergirl: cuenta con un presupuesto suficiente para no resultar ridícula, hay un reparto competente y un profundo respeto a la mitología del héroe de Metrópolis. Pero esa obsesión por encapsular el nacimiento y la consagración de la heroína en apenas cuarenta y cinco minutos de episodio –como hacían con Flash– me resulta forzado. En mi opinión, una serie solo apta para fan del universo de Krypton. Los demás, abstenerse.

Etiquetas: , ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.