Aramis

Emili Gené Vila. Telecinco ha montado un sarao a cuenta de la decadencia de la que fuera vidente o bruja oficial de la cadena. Desnortada y envejecida, fue rescatada a la salida de un hospital para que los tertulianos de Sálvame pudieran despacharse a gusto despellejando un juguete roto, otro más. La chanza se ha alargado días, casi en paralelo a la gestación sin parto de la segunda investidura. Parlamento y parlamento, dos formas de reality que han coincidido para mostrar lo cerca que está el país oficial del país real. Tenemos los gobernantes que mejor se corresponden con la tertulia del cuore que da vueltas y vueltas a todo aquello que atraiga audiencia. Este es el verdadero día de la marmota, el bucle en que nos mantienen dulcemente atrapados la cadena que también este año prefieren los ciudadanos y los votantes que han repetido sus preferencias. Y Aramis dejándose humillar para cobrar los euros que hayan caído de propina por mostrar su paso vacilante y sus arrugas sin maquillaje, como estos millones de trabajadores que tienen que dar gracias por haber pillado un contrato de meses en verano. Todo esto no lo predijo Aramis Fuster. Pero seguramente lo pactaron los jefes del cotarro cuando llegó la crisis.

Etiquetas: ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

05

09 2016

La publicación de comentarios está cerrada.