Cosas de otro mundo

15

09 2016

Amaya Michelena. La proliferación de canales basurilla propicia que podamos tener acceso a otros mundos, inverosímiles, que creíamos inexistentes. Pero sí, existen, y aunque seguramente en buena medida se nutren de exageraciones, leyendas urbanas y postureo, lo cierto es que a veces nos dejan con los ojos como platos. Programas del estilo de Tú ensucia que yo limpio, nos presentan a enfermos mentales obsesionados por la limpieza que deben enfrentarse a guarros empedernidos que viven entre basura tan felices como cerdos en sus pocilgas. Estaba embarazada y no lo sabía cuenta casos supuestamente reales de chicas tan increíblemente distraídas que se pusieron de parto sin saber que estaban preñadas. Chapuzas estéticas es quizá el más increíble de todos, pues desfilan por la pantalla toda clase de engendros espantosos que se sometieron a tantas cirugías estéticas que se convirtieron en auténticos monstruos. El truco de estos canales es que pretenden mantenerte enganchado a sus disparatadas propuestas para poder bombardearte con publicidad durante eternos minutos, cortando el programa cada dos por tres. Una verdadera tortura quizá más insoportable aún que intentar comprender qué les pasa por la cabeza a todos estos.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.