Inda

Emili Gené Vila. No solo hay jueces estrella, también hay periodistas estrella. Más, muchos más que jueces, y seguramente más que tenistas e incluso cantantes. Es lo que tiene salir en la tele: el ego se te sube a la antena. El boom de las tertulias televisivas ha trasladado el debate político desde el Parlamento, demasiado encorsetado y protocolizado, a los platós. Ahí se organizan la bancada azul y la bancada roja, y los periodistas se convierten en portavoces amplificados de sus afinidades y amistades partidistas. Cada uno a su estilo. El de Inda se basa en la asunción de su rol de látigo implacable contra la corrupción, y desde esta tribuna reparte acusaciones cocinadas con zascas y tracatracas. Gran especialista antipodemita en Venezuela e Irán, abanderado de los derechos de los homosexuales en países islámicos, prefiere el cuerpo a cuerpo. Hurgar en las familias de sus enemigos, a los que tampoco tiene empacho en catalogar y despreciar mostrando los dientes. Las familias, por ejemplo, de Carolina Bescansa o Ana Pardo. Ana dejó el programa harta de las insinuaciones torticeras, pero Inda sigue en su trono de periodista estrella, alimentado con las informaciones que le suministra la cúpula policial.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

26

09 2016

La publicación de comentarios está cerrada.