En defensa de ‘Top Chef’

Gemma Marchena. Esta semana se han conocido los galardonados con la estrella Michelín (¡felicidades a Quetglas y Argos! ¡enhorabuena a los que seguís ahí!). Entre los nuevos ‘estrellados’ está un participante de Top Chef: Miguel Cobo, que se lleva el primer macarón para Burgos. Cobo participó en la primera edición del concurso culinario destinado a cocineros profesionales. Ojo, aquí no hay aficionados ni chefs de dudosa profesionalidad: son escogidos entre los mejores por su pericia en los fogones.
El concepto de talent show se ha ido degradando con los años, con esa legión de actores, cantantes o bailarines que una vez se colaron en un concurso y poco más se supo de ellos. Aquí, la gastronomía es una industria pujante, una pena que no pueda decirse lo mismo de la cultura. Mientras la crisis azotaba, los cocineros han mantenido las riendas de su gremio, respetando la tradición e invirtiendo en I+D+i como no se ha hecho en ningún otro sector. Esta columna es una defensa a ultranza de la comida más humilde, pero también de la alta cocina, del que está al frente de un dignísimo chiringuito al que, como Cobo, consigue una estrella Michelín.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

26

11 2016

La publicación de comentarios está cerrada.