Enamorarse en televisión

11

11 2016

Alfons Martí. Si hay un género curioso en el panorama televisivo es el de programas de emparejamientos, enamoramientos en directo y ligues organizados por la tele.
Hubo un tiempo en el que los programas eran o bien ficciones creativas o bien política realista y se suponía que la organización o la política no se entrometía en la vida privada de las personas. Ahora, incluso las inclinaciones personales del corazón son organizados por técnicos o la tele. Ya no se distingue lo público de lo personal, ni lo real de lo ficticio, pues la gran pregunta es si los concursantes se enamoran de verdad o están siguiendo un guión de teatro televisado. Los programas recurren a viejos tópicos como las declaraciones o los granjeros buscando fundar familia, dando lugar a grotescas situaciones.  También se teatraliza y televisa lo que en la vida real está en crisis. En un mundo donde la espontaneidad y desinterés de la amistad y el amor están decayendo, estos programas ofrecen la ilusión de enamorarse. Y no en vano un mago de la seducción como Sobera es quien cosecha más éxito. Los programas recurren a especialistas y guaperas famosos en general para asesorar a los concursantes en su búsqueda de la pareja y luchan, según normas oficiales, como un concursante de Operación Triunfo lo haría para lograr hacerse con el favor del público.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.