La pena del telediario

28

11 2016

Emili Gené Vila. Como leí en un tuit: “nunca un minuto de silencio dio para tantas horas de ruido”. Pasó algo parecido con la niña presuntamente agredida o acosada en un colegio de Palma: portadas de informativos y alarmismo social. Semanas después, ni rastro. Esta semana, he visto algunos telediarios que arrancaban con la declaración del asesino de Marta del Castillo. Esta era la noticia más relevante de la jornada en el país y en el mundo: la reconstrucción del crimen, filmada por la policía y entregada a los medios como carnaza. Da igual que se trate de Rita Barcerá o Fidel Castro, de un niño en una escuela o de una chica desaparecida después de una fiesta. Y que conste que no hablo de Telecinco. Es la tendencia dominante en los medios. ¿Se acuerdan de los tiempos de ‘Crónicas marcianas’, ‘Esta noche cruzamos el Mississipi’, ‘Tómbola’? Aquella televisión bizarra que celebraba el desmadre mediático que dejaba la resaca de la movida de los 80. Pero llegó el crimen de Alcàsser y tocamos techo. Basta ya. Nunca más. Adiós a Nieves Herrero. O eso creíamos. Han pasado los años y el mercado se ha recuperado. Todo olvidado. Ahí están ‘Salvame’ liderando audiencias y telediarios que son una pena.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.