Archivo de noviembre, 2016

Adiós al turno de noche

20

11 2016

Urko Urbieta. Quince años y 317 capítulos después, C.SI. Las Vegas ha puesto punto y final a su periplo televisivo con un episodio de hora y media que ha optado por el reencuentro de los personajes míticos de la serie, como Gil Grissom y Catherine Willows, dejando los crímenes en un plano más secundario. No me ha parecido un error, es más, creo que el final de esta ficción pedía a gritos cerrar tramas personales y despedir a sus personajes por todo lo alto. La película de CSI comienza con la detonación de una bomba en el casino Eclipse, propiedad de la exforense Catherine Willows. El personaje de Marg Helgenberger, junto al de William Petersen (Gil Grissom) son algunos de los clásicos de la ficción que vuelven a Las Vegas para ayudar a Sara Siddle (Jorja Fox) ha resolver el caso en el que, cómo no, la inolvidable Lady Heather (Melinda Clarke) vuelve a ser una de las sospechosas. Así ha sido el capítulo final de los CSI’S más famosos de la televisión: nostálgico, con la esencia de las primeras temporadas de la serie, y una frase final de Grissom inolvidable: «Había perdido mi fe en la humanidad, pero ahora se restaura mi fe en el ser humano». Adiós, y gracias a todos por los servicios prestados.

No me ha tocado la fibra

19

11 2016

Margalida Ramis. El motivo, bien realizado, novedoso, imaginativo…. Me estoy refiriendo al anuncio de la Lotería de Navidad de este año. Y sí, lo calificaría con todas estas palabras, pero yo no he llorado al verlo ni me ha conmovido lo más mínimo. Me parece bonito, no lo voy a negar, pero no me ha tocado la fibra, aunque sí que me gustaría que me tocara un pellizco del premio que anuncia. No achaco a los creadores de uno de los spots publicitarios más esperados del año que no me haya provocado el sentimiento deseado. Ellos han hecho su trabajo. Lo que pasa es que, a veces, las circunstancias personales nos conducen a un estado de escepticismo total. Y así es como estoy yo en estos momentos. Pocas cosas o acciones consiguen conmoverme a la primera; dudo de casi todo. A veces, incluso, parece que el recién elegido presidente norteamericano ya ha construido su famoso muro a mi alrededor. Sin embargo, no concibo este estado como pesimista y hay algunas excepciones que quienes me conocen saben a lo que me refiero. Hay alguien que sí ha conseguido cruzar este muro sin problemas y su llegada a mi vida ha sido la más emotiva en años. Él sí que me ha tocado la fibra.

Más allá de la ciencia

18

11 2016

Lluc García. The Big Bang theory está compuesto por cuatro científicos cada uno con unas características muy peculiares que forman un original grupo de ‘friquis’. Sheldon, ‘Raj’, Howard y Leonard nos entretienen cada tarde con sus conversaciones científicas y sus dificultades para relacionarse con mujeres. A pesar de su mala praxis para ‘coquetear’, todos ellos mantienen una relación sentimental. Penny, la vecina de al lado y camarera, se convierte en la mujer de Leonard en la novena temporada pese a romper con él en varios capítulos y llevar una relación bastante liberal. Bernadette, doctora en microbiología, es la novia de Howard y se podría decir que su madre es una pieza clave en su noviazgo ya que está muy presente. Emily, dermatóloga, es la protagonista que menos dura en la serie al terminar con Raj después de dos temporadas. Y Amy, neurobióloga, junto con Sheldon forman la pareja más graciosa y extraña de la comedia. No se intercambian muestras de afecto y solo se besan en ocasiones excepcionales. Aunque es habitual que las parejas mantengan relaciones íntimas, el caso de Amy y Sheldon es diferente. Hay que esperar hasta la última temporada para ver cómo consuman finalmente su amor.

Celebridades, a los fogones

17

11 2016

Nacho Jiménez. La 1 ha acertado con su versión para famosos de Masterchef, subtitulada de manera muy original como Celebrity. No solo su casting es un ejemplo de lo que tiene que ser un elenco VIP en un reality –cualquier programa que cuente con Loles León tiene la audiencia asegurada–, sino que los audímetros se han disparado y en la última gala logró acercarse al 25 por ciento, todo un logro al que pocos productos televisivos pueden aspirar. Además, Masterchef Celebrity nos ha dado momentazos, unos más graciosos y otros más tristes, en el mal sentido, como ese Manuel El Cordobés apenado por matar a un bogavante, sobre todo dada su profesión de matador de toros. ¿Ilógico? Pues sí. Lo mejor de todo es Loles León. Esta actriz que uno ya no sabe si actúa o es así siempre, en su día a día, aporta frescura, simpatía, disputas, tiene la cara muy dura y ni un solo pelo en la lengua. Es lo que necesita un concurso de estas características. Habrá que ver cómo evoluciona el concurso –en el que también participan Fernando Tejero o la genial Cayetana Guillén Cuervo–; solo espero que el éxito de este programa no haga que La 1 nos fría el cerebro con demasiado bombo.

Siempre en movimiento

16

11 2016

Alfons Martí. Nacidos para correr sigue la huella del reality de moda, el de los famosos dando lecciones. Ahora siempre se trata de ver a VIPS en acción, enseñando a la la audiencia a cocinar, cantar, bailar, enamorarse y, en esta ocasión, hacer running.
Los famosos de Nacidos para correr forman pareja deportiva. En el primer programa fue el torero Óscar Higares instruyendo a la periodista Marta Solano, pero el espectáculo seguirá con Fonsi Nieto o Berta Collado, entre otros, lo cual puede suscitar el interés de un público deseoso de ver a caras conocidas en nuevas situaciones. Es un tipo de guiones que retrata a los famosos como encantadores, hagan lo que hagan. Además, pueden darnos lecciones de acciones que creíamos simples, como comer o ligar. Si correr siempre es la parte más aburrida del entrenamiento para cualquier jugador de fútbol o baloncesto, en este programa los famosos nos enseñarán lo contrario. Hay un equipo de cirujanos y psicólogos cuidando los detalles técnicos de sus trotes y galopes y se exaltan las virtudes del esfuerzo físico. La pregunta es si esos valores no excluyen el valor de los amantes de la quietud o a los mayores incapacitados para machacar el músculo.

Chenoa y Jorge Javier

15

11 2016

Neus Aguiló. TVE continúa exprimiendo el fenómeno Operación Triunfo con primeras, segundas y terceras partes de programas especiales dedicados a los inicios del concurso. Mucho se comentó acerca de la actuación conjunta entre Chenoa y David Bisbal y que rememoró los viejos tiempos en los que ambos triunfitos fueron pareja sentimental. Algunos se apresuraron a victimizar a la ‘pobrecita Chenoa’, que si no ha superado su ruptura, que si no ha tenido suerte en el amor… Hasta que hace unos días Jorge Javier Vázquez ha salido a defender a la cantante mallorquina. El presentador ha asegurado que Chenoa no le parece ‘una pobrecita en el amor’, pues el hecho de que haya tenido varias parejas y ahora esté sin compromiso no la convierte en una víctima de nada. Cosechar una lista de relaciones no se ve mal en el caso de un hombre pero Chenoa es mujer y por ello carga injustamente con ésta y otras lacras, porque además la sociedad le recueda que va cumpliendo años y todavía no es madre ni tiene un hombre al lado que la proteja de vete a saber qué. Por una vez estoy de acuerdo con Jorge Javier Vázquez. Chenoa tiene que lidiar con el patriarcado que ve a las mujeres como seres indefensos y las presiona para que sean madres aunque no quieran.

Puntúame

14

11 2016

Emili Gené. Si visito la página de RateMe (rateme.social) me encuentro con una aplicación que tiene la misma pinta que la que emplean los personajes de Nosedive. La misma interface, la misma fuente, el mismo tono, la misma gama de colores. El mismo aspecto naif que condiciona de forma dictatorial la vida de los habitantes de este mundo que casi ya existe. Un mundo donde el prestigio personal no tiene que ver con la capacitación profesional ni con la conducta social sino con la reputación. La reputación 2.0 o 3.0 que proporcionan las redes y los algoritmos que definen el peso de los contactos. Nosedive forma parte de la tercera entrega de Black Mirror, si se considera aquel capítulo navideño del año pasado como una extensión de la segunda. La protagonista, enganchada como el que más al sistema de puntuación que se ha convertido en el nuevo sistema de transacción en los tiempos del big data, se pasa el día repartiendo y recibiendo estrellas con la esperanza de superar el ranking por debajo del que viven los pobres. Ahora, Netflix, que se ha hecho con la distribución y producción de Black Mirror, ha creado RateMe para que nos vayamos entrenando. Es un fake aunque también puede jugarse desde el móvil. Peligro.

‘Víctor Ros’ se resetea

13

11 2016

Urko Urbieta. Nuevos personajes, un escenario diferente, una trama muy personal y el mismo carisma de su protagonista. Víctor Ros, la serie de TVE que adapta las novelas de Jerónimo Tristante, ha vuelto con energía renovada, en una segunda temporada que parece más un milagro que otra cosa porque, recordemos, el ente público la canceló después de ocho episodios, para revivirla casi un año después.
Para evitar entrar en spoilers, la nueva tanda de capítulos comienza cinco años después de la primera temporada, trasladando la acción de la serie de Madrid a la ciudad jienense de Linares, donde el detective Ros, interpretado por el siempre excelente Carles Francino, ahora sediento de sangre y venganza, persigue a los artífices de un asalto al Banco de España. La nueva temporada de la serie no cuenta con Javier Olivares –responsable de Isabel, El ministerio del tiempo y la primera temporada de esta ficción– como guionista, pero es pronto para saber si el nuevo camino de la serie es el acertado. Lo que sí se nota es que abandona los cromas falsos, que entorpecían el resultado final, para apostar por decorados, exteriores y más acción. A primera vista, Víctor Ros ha vuelto en plena forma, aunque la audiencia parece no pensar lo mismo. El reseteo de la serie, en mi opinión, es positivo.

Enamorarse en televisión

11

11 2016

Alfons Martí. Si hay un género curioso en el panorama televisivo es el de programas de emparejamientos, enamoramientos en directo y ligues organizados por la tele.
Hubo un tiempo en el que los programas eran o bien ficciones creativas o bien política realista y se suponía que la organización o la política no se entrometía en la vida privada de las personas. Ahora, incluso las inclinaciones personales del corazón son organizados por técnicos o la tele. Ya no se distingue lo público de lo personal, ni lo real de lo ficticio, pues la gran pregunta es si los concursantes se enamoran de verdad o están siguiendo un guión de teatro televisado. Los programas recurren a viejos tópicos como las declaraciones o los granjeros buscando fundar familia, dando lugar a grotescas situaciones.  También se teatraliza y televisa lo que en la vida real está en crisis. En un mundo donde la espontaneidad y desinterés de la amistad y el amor están decayendo, estos programas ofrecen la ilusión de enamorarse. Y no en vano un mago de la seducción como Sobera es quien cosecha más éxito. Los programas recurren a especialistas y guaperas famosos en general para asesorar a los concursantes en su búsqueda de la pareja y luchan, según normas oficiales, como un concursante de Operación Triunfo lo haría para lograr hacerse con el favor del público.

Puro espectáculo

10

11 2016

Jennifer Munar. No sabría decir si el casting está hecho demasiado bien o demasiado mal, lo único seguro es que esta primera edición de Masterchef Celebrity es todo un espectáculo. La mera idea de reunir a semejantes personajes en unas cocinas me parece digna de admirar, y aunque debo reconocer que todavía no he visto ningún programa completo, las pruebas a las que he podido echar un ojo me han maravillado.
Por un lado, tenemos a Fernando Tejero, que al parecer no se lleva demasiado bien con la que en principio iba a ser su mejor amiga, la también actriz de Aquí no hay quien viva Loles León. Por su parte, Loles es lo más pesado que he visto en mucho tiempo: va de marisabidilla (dentro de sus posibilidades, claro) y no para de hablar ni debajo del agua. También están Cayetana Guillén Cuervo y su pelo descontrolado; un Miguel Ángel Muñoz extremadamente simpático (cada vez que le veo tengo que ponerme a cantar aquello de ‘morenita, muchachita’); los siempre cuquis el Cordobés y Virginia; a la perdidísima, aunque divertida, María del Monte y a Fonsi Nieto y Niña Pastori, que han durado tan poco que no tienen nada reseñable. Vean Masterchef Celebrity y échense unas risas. O, pensándolo mejor, no lo vean y sigan con sus vidas.