Puntúame

Emili Gené. Si visito la página de RateMe (rateme.social) me encuentro con una aplicación que tiene la misma pinta que la que emplean los personajes de Nosedive. La misma interface, la misma fuente, el mismo tono, la misma gama de colores. El mismo aspecto naif que condiciona de forma dictatorial la vida de los habitantes de este mundo que casi ya existe. Un mundo donde el prestigio personal no tiene que ver con la capacitación profesional ni con la conducta social sino con la reputación. La reputación 2.0 o 3.0 que proporcionan las redes y los algoritmos que definen el peso de los contactos. Nosedive forma parte de la tercera entrega de Black Mirror, si se considera aquel capítulo navideño del año pasado como una extensión de la segunda. La protagonista, enganchada como el que más al sistema de puntuación que se ha convertido en el nuevo sistema de transacción en los tiempos del big data, se pasa el día repartiendo y recibiendo estrellas con la esperanza de superar el ranking por debajo del que viven los pobres. Ahora, Netflix, que se ha hecho con la distribución y producción de Black Mirror, ha creado RateMe para que nos vayamos entrenando. Es un fake aunque también puede jugarse desde el móvil. Peligro.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

14

11 2016

La publicación de comentarios está cerrada.